El Blog Salmón

1

Las normas de la zona euro están obsoletas y así deberían revisarse

lunes, 06 julio 2020 01:01:54

Las normas de la zona euro están obsoletas y así deberían revisarse

Las normas a nivel de la estabilidad fiscal de la Unión Europea y, por tanto, también de la Unión Monetaria se realizaron en el siglo pasado, concretamente en 1997, antes de la creación de la moneda única y la zona euro.

En esa época se estableció que el déficit público no podía superar el 3 por ciento del PIB y la deuda bruta de cada uno de los países miembros que componen la Unión Europea no podía superar el 60 por ciento.

Europa necesita sintonizar y realizar ajustes en las normas de estabilidad fiscal

Estas cifras han quedado muy desfasadas y ya no muestran la realidad de cada uno de los países a nivel de estabilidad fiscal. No sólo porque ya no los cumple casi ningún país miembro, sino porque el entorno económico y financiero que tienen que operar los diferentes países es muy diferente.

La crisis producida por la pandemia del coronavirus ha servido a la Unión Europea para darse cuenta de que tiene que realizar una sintonización y diferentes ajustes a las normas de estabilidad fiscal para llevarla a la nueva realidad de los países miembros.

La sostenibilidad fiscal indica la variación de la deuda de cada país respecto a su Producto Interior Bruto (PIB), es decir, es la suma del “efecto bola de nieve” por la diferencia entre el interés que se está pagando por la deuda y el crecimiento del PIB, más el déficit primario (diferente entre ingresos y gastos públicos sin intereses.

El cupón medio sobre la deuda en Europa ha llegado a ser el 0% en algunos países

Al inicio de la Unión Monetaria en Europa, el coste medio de la deuda no era superior al 4 por ciento, algo superior al crecimiento que tenía la economía a nivel de Europa.

En esa época, los intereses de la deuda afectaban al PIB de los países alrededor del 2,5 por ciento, para poder estabilizar la deuda que tenía cada país era preciso que el déficit primario (diferente entre ingresos y gastos públicos sin intereses) fuera mínimo.

Por tanto, se estableció un límite de deuda del 3 por ciento respecto al déficit público total que cada uno de los países miembros se podrían endeudar. Pero en realidad algunos países nunca han alcanzado dicha cifra y ahora mismo las cosas han cambiado de forma drástica.

Por una parte, el crecimiento del PIB ha disminuido del 3 por ciento, y eso implica que la inflación ha llegado alcanzar la cifra del 2 por ciento. Es decir, la regresión financiera ha conseguido disminuir el cupón medio sobre la deuda en Europa al 1,5 por ciento, y lo más seguro que descienda al 1 por ciento, aunque ya se ha visto en algunos países en el 0 por ciento.

Si el tipo de interés no crece al mismo ritmo que el ingreso por los impuestos se puede tener más déficit

Los ingresos por impuestos han aumentado a un mayor ritmo que el tipo de interés en la zona euro y, por tanto, la deuda pública baja al tener un menor coste y esto supone que más margen para que los países miembros tengan más déficit.

Los países miembros que exceden el 60 por ciento de la deuda sobre el PIB nacional, según lo que establece la Comisión Europea, deben realizar un plan de ajustes estructurales para volver al límite establecido.

Para muchos países miembros de la Unión Europea, como es el caso de España, este es un objetivo bastante difícil de alcanzar y, por otra parte, se puede considerar un poco innecesario.

Es decir, si los tipos de interés están en mínimos y están rondando el 0 por ciento, el nivel de deuda influye menos en la sostenibilidad fiscal del país miembro. Por tanto, el tan famoso “efecto bola de nieve” queda anulado, ya que la prima de riesgo siga estabilizada y el coste medio de la deuda siga una tendencia descendente.

Debemos tener en cuenta que lo principal es el déficit, que va a depender de la capacidad de recaudar impuestos de cada país miembro y el crecimiento que va a tener su gasto público.

Un aumento del objetivo de deuda sería más factible para España

Debemos aprender de las crisis que ha vivido el euro es sus casi 20 años de existen, y cada vez más se han ido relajando las normas fiscales, hasta llegar al punto de llegar a suspender su aplicación por la pandemia por el coronavirus.

Ahora que Europa está trabajando en nuevos instrumentos de financiación y en el Fondo de Recuperación, hay que pensar en cambiar el objetivo de deuda sobre el PIB, y llegar hasta niveles un poco más reales, es decir, un 80 por ciento o más.

Para conseguir que la deuda de España bajara hasta el objetivo actual del 60 por ciento en 20 años, sería necesario un superávit antes de intereses del 1,5 por ciento durante los próximos 20 años.

Después de pasar diferentes gobiernos por la Moncloa y no conseguir llegar al déficit del 3 por ciento, sería necesario unos ajustes de los presupuestos del 1,1 por ciento del PIB, es decir, que se necesitarían eliminar partidas por 14 mil millones de euros durante los próximos 20 años.

Pero si el objetivo se elevara, por ejemplo, del 80 por ciento, haría falta un superávit antes de intereses del 0,3 por ciento y, por tanto, un déficit del 2 por ciento. Claramente los ajustes estructurales necesarios para España serían muchos menores, ya descenderían 4 mil millones de euros y, por tanto, sería de 10 mil millones de euros durante los próximos 20 años.

En los 2 casos planteados serían un gran esfuerzo para la economía de España, pero en el segundo caso sería más factible conseguir que en el primer caso. Aquí entra en juego reducir partidas de gasto público, reducir o eliminar bonificaciones y deducciones, y la subida de impuestos, tan odiados por todos los españoles.

En El Blog Salmón | Recesión y crisis: diferencias y qué nos viene encima

Imagen | Flickr

-
La noticia Las normas de la zona euro están obsoletas y así deberían revisarse fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Raúl Jaime Maestre .

Ver Noticia Completa

2

"Tuvimos que llevar a la práctica eso de quedarse en el agujero, pero para eso hacen falta dos cosas, agujero y comida, y no siempre se tiene". Entrevista a Silvia Charro y Simón Pérez

domingo, 05 julio 2020 02:01:46

En diciembre de 2017 Silvia Charro y Simón Pérez protagonizaron un vídeo que se hizo viral en pocas horas. A los pocos días millones de personas en España les habían visto, además de que habían perdido sus empleos por culpa del vídeo, dejándolos en una situación financiera en la que nadie quería contratarles para nada y necesitaban buscar un lugar donde dormir cada día mejor que su coche.

Estuvieron haciendo vídeos virales durante unos meses en los que intentaban conseguir ingresos a cambio de superar retos. Esto les hundió más en su agujero, pero para ellos era literalmente su único medio de conseguir ingresos. Ahora tienen un canal en Youtube más serio, con el que intentan promocionar su empresa que intermedia en hipotecas y suministros. Hablamos con ellos sobre cómo se vive y cómo se supera una crisis de reputación, a la que parece que todos podríamos estar expuestos.

Empecemos por el contexto y los primeros meses ya que puede que haya alguien despistado. En Diciembre de 2017 protagonizáis el vídeo viral del momento, en el que defendéis la compra de una vivienda con una hipoteca a tipo fijo. Habéis hablado que perdisteis vuestros trabajos fulminantemente y que os quedáis con vuestra reputación hundida. ¿Cómo actuasteis en ese momento?

Pues en 12 horas cambio nuestra vida, la gente nos conocía y paraba por la calle, nos pedían fotos, pero todo eso era la capa superficial mientras que el centro de la cebolla se pudría rápidamente y la familia nos repudiaba mientras nos despedían de sendos trabajamos. La causa de todo ello era la continuidad de nuestra estrategia mediática en la que Simón ya hacía años captaba clientes de inversión por los medios, y ahora Silvia pretendía hacerlo también con las hipotecas.

Los virales ya forman parte de la sociedad y por el camino destrozan vidas más que las arreglan

Recuerdo una entrevista de radio (no la cadena ni la fecha) en la que decíais que vuestro objetivo en ese momento era hacer muchos vídeos virales para que el primero. Así como una entrevista en Youtube en la que afirmabais que os aceptabais como memes vivientes. ¿Sería ese vuestro momento más bajo?

Nuestro principal consuelo (y reacción) por lo que nos estaba pasando era el dicho en política que si no te conoce el 70% de la población cualquier publicidad es buena, o que en marketing dicen que un cliente contento se lo cuenta a 1 amigo y uno descontento a 7.

Aquel planteamiento fue un error y nos llevó a nuestra peor versión, una huida hacia adelante donde el viralizarnos era la única opción profesional que veíamos, lo cual aderezado por TVs que nos invitaban y ser candidatos en firme para Supervivientes nos llevó a seguir por ese camino.

¿Creéis que una crisis de reputación como la que habéis vivido le puede pasar a cualquiera?

Principalmente si, quizás no con el mismo trasfondo, pero si con la misma forma e intensidad, todos tenemos nuestros particulares momentos que "dan para viral", como Esperanza Aguirre que se fugó de un agente de movilidad o la famosa señora Hormigos que se tocaba en privado. Los virales ya forman parte de la sociedad y por el camino destrozan vidas más que las arreglan, pues como hemos dicho el marketing negativo es siete u ocho veces más poderoso.

Unos meses después para acabar de hundiros se publica en El Confidencial un artículo muy duro que se tituló “El descenso a los infiernos de Simón Pérez y Silvia Charro”, en el que afirman no haber contado con vuestra opinión a pesar de haber intentaros contactar. ¿Por qué no disteis vuestra versión a un medio serio como si lo hicisteis a un Youtuber en mayo?

Aquel artículo fue la mayor mentira periodística que hemos visto en nuestra vida, no intentaron contactar con nosotros en ningún momento ni la mayoría de las fuentes citadas eran reales. Decía cosas falsas como que Silvia era mi mujer tras primer ser alumna y luego becaria. Silvia fue mi novia, años después mi alumna, años después mi becaria, nunca hemos estado casados.

Y decían haber contrastado muchas otras sandeces con socios amigos y familiares pero luego la información era principalmente un resumen de prensa previa con muchas suposiciones. Hoy por hoy si publican otro artículo así sobre nosotros los demandaríamos.

El confidencial es la prensa rosa de la prensa salmón, así lo explico en mis clases. Suelen citar fuentes secretas que la mitad de las veces son falsas, y he tenido acceso directo a muchas personas de las que han hablado en los años que así lo confirman. A mí me parece una lectura cómica de la economía, es como leer el jueves para estar informado de la actualidad.

En el vídeo, el consejo que dabais de comprar vivienda con hipoteca a tipo fijo no era malo precisamente. ¿Los árboles no nos dejaron ver el bosque?

La mayoría de personas coinciden en que el contenido del vídeo en cuanto a mensaje final era muy correcto y cuanta más formación en economía tienen mayor es su nivel de reconocimiento en cuanto al acierto del mensaje (hoy seguimos pensando igual).

Creo que vuestro primer error sería no haber visto el primer vídeo, ¿correcto? ¿Creéis que lo hubierais publicado en ese momento si lo hubierais visto?

Correcto, no tuvimos oportunidad de revisarlo, y lo más sospechoso es que nos hicieron grabar, nos llevaron a una comida de 14.00 a 23.59 de sobremesa con copas y a la mañana siguiente nos dicen que el vídeo no vale y que volvamos a grabar con toda la resaca. Era el último día que estábamos en Madrid y empezaban las Navidades, era ese día o nunca.

En cambio el segundo vídeo no se nos dijo nada y... a los 10 días se subió. ¿Fue intencionado? No lo podemos afirmar pero sí parece opción con mayor o menor probabilidad.

llegó el día en que nos quedamos sin recursos y teníamos que dar espectáculo por Youtube a cambio de 100 o 200€ al día con los que íbamos de hotel en hotel y si no había colecta dormíamos en el coche

¿Qué más errores creéis que pudisteis cometer una vez se ha hecho el vídeo y se ha publicado? ¿Qué harías ahora si os vierais de nuevo en el día en el que se ha publicado el vídeo de nuevo?

Nos ofrecieron retirarlo a la mañana siguiente cuando ya llevaba un millón de visitas, y dijimos que no. Pensamos que ya estaba en todas partes. De eso nos arrepentimos, pero la verdad es que hoy seguimos sin pedirlo. Somos lo que somos, es como hacerse un tatuaje, representa una etapa de tu vida, luego lo ves 10 años después y quizás no te lo harías, pero te define.

Si alguien se encontrara en una situación equivalente ¿qué consejo le daríais ahora? ¿Qué se esconda y mantenga un perfil bajo o que siga e intente aprovechar su fama sobrevenida como estáis haciendo vosotros?

No nos gusta lo que hicimos, pero volveríamos a hacer lo mismo seguramente dado que en el corto plazo nos quedamos en una situación en la que nadie nos daba trabajo ni de camareros, llegó el día en que nos quedamos sin recursos y teníamos que dar espectáculo por Youtube a cambio de 100 o 200€ al día con los que íbamos de hotel en hotel y si no había colecta dormíamos en el coche. Al cabo de más de 6 meses caímos en una casa familiar (esas abuelas) en Galicia donde si podíamos llevar a la práctica eso de quedarse en el agujero, pero para eso hacen falta 2 cosas, agujero y comida, y no siempre se tiene.

Cuando lo tuvimos tiramos por esa opción y además me llamo una persona para ofrecerme un trabajo como profesor de análisis de fondos a cambio de que no hiciera el chorras en Youtube durante 3 meses.

En ese momento pudimos hacer lo más lógico, que pensamos sería no darle más vueltas- También debemos considerar que Simón salía por Intereconomía durante 7 años y en otros medios como Gestiona Radio y Capital Radio tres y cuatro años y es un tema de probabilidad, como las inversiones, alguna vez salen mal.

Pensamos seguir captando clientes por los medios y ahora también las redes. Siendo positivos esta crisis nos ha convertido en 2.0 o quizás ya 3.0, de no haber sido por ello seguiríamos saliendo por la radio tradicional que cada vez tiene menor audiencia.

Nuestra fama ha crecido mucho, para mal si, pero es reconducible y en ellos estamos, aunque la letra escarlata la llevaremos siempre en la corbata.

Hablando de aprovechar la fama, poco después anunciáis vuestro nuevo canal, SS Conexión, en el que os dedicáis a hablar de economía y finanzas con un lenguaje asequible. Además lo presentasteis en la entrevista que os hizo Jordi ENP, el actor de películas para adultos. ¿Cómo llegasteis a la conclusión de que este era el movimiento correcto?

Tenemos el mismo manager, nos parece súper acertado y además vacilamos a la prensa pues subimos una foto al instragram y ya todos los medios como el Confidencial se tiraron a decir que habíamos rodado y XXX pero no era cierto, ninguno trato de confirmarlo con nosotros, esa es la ligereza con la que la prensa publica en este país.

La impresión que tengo es que habéis construido una audiencia que si no es muy voluminosa, parece leal y que cree en vuestros consejos. ¿Cómo lo habéis conseguido? ¿Cómo sería el vuestro telespectador típico? ¿Os sigue por morbo/ocio o directamente no le importa las dudas sobre vuestro estado el día del vídeo?

Pues supongo que predominan ambos pero tras un duro año de purga de seguidores hemos logrado que la mayoría sean de los que ya no le dan importancia y entienden que todo el mundo puede errar y tiene derecho a una segunda oportunidad.

Hay que tener en cuenta que desde la óptica profesional no hemos fallado nunca a nadie, siempre hemos sido profesionales excelentes y no tenemos ni una solo mancha en nuestro CV profesional más allá del vídeo que como dijimos ya era de correcto contenido

Además estáis usando el mismo canal para hacer venta cruzada de productos. Aparte de hipotecas veo seguros y contratos de suministros. ¿Vuestra nueva audiencia se dedica a contratar el producto que ofrecéis?

Si, por suerte estamos súper agradecidos con ellos, tenemos más de 100 personas al mes (una vez 350) que se registran pidiendo información de alguno de nuestros productos, ya tenemos una base de datos de más de 1200 contactos y ahora poco a poco y con buena letra les vamos ofreciendo nuestros servicios.

El 90% o más de nuestras ventas viene de Youtube pero estamos trabajando en cambiarlo a través de la apertura de nuestra primera oficina física este 1 de Julio (mañana) en la provincia de Barcelona. Además de ello también tenemos 6 comerciales repartidos por España y cada vez son más.

Lo mal que lo hemos pasado esta en otra dimensión, ni por 500.000€ en cash ahora volveríamos a repetir la misma historia, principalmente por el daño familiar.

Esta transición, de hacer vídeos virales a hacer vídeos de economía y vender productos, ¿fue planeada con tiempo o lo visteis viendo poco a poco como una oportunidad?

Pues tras recibir una llamada de una persona del sector ofreciéndome una colaboración, y una campaña de publicidad relacionada con un bróker empezamos a ver que si comercializábamos productos relacionados con la economía podíamos tener ahora nuestro propio medio de comunicación sobre esta temática. La verdad es que de no haber sido por el viral no estaríamos en Youtube.

Últimamente he visto que estáis haciendo vídeos de trading, teniendo en cuenta las prácticas no muy éticas que algunos brokers online tienen ¿no os preocupa que esto pueda afectar a vuestra audiencia y clientes?

Si claro, por ello siempre advertimos a todos de que la mayoría pierden y que tiene que saber que el 90% de los novatos pierden todo antes de 6 meses. Partiendo de esa base regalamos unos cursos que vendemos por 1200€ gratis si hacen un depósito de 1000€ de modo que en el hipotético caso de perder 1000 se han llevado 1200 en formación y les queda un neto de +200 (así se les explica literalmente).

Para finalizar, ¿estáis más contentos con vuestra vida ahora o preferirías que la anterior hubiera seguido evolucionando normalmente? ¿Y financieramente?

Lo mal que lo hemos pasado esta en otra dimensión, ni por 500.000€ en cash ahora volveríamos a repetir la misma historia, principalmente por el daño familiar. Aun así, ahora que ya ha pasado, y porque somos así de ave fénix, creemos que nuestro punto de partida actual nos va a permitir llegar mucho más lejos.

Antes trabajamos inversiones y formación, ahora hemos añadido luz, gas, telefonía, seguros e hipotecas. Antes teníamos 4 oficinas en España, ahora ya tenemos 6 delegaciones. Antes salíamos en varios medios de comunicación y ahora tengo el mío propio, mi canal de YT y de Telegram. Así que le vemos más recorrido.

Muchas gracias por vuestro tiempo y respuestas.

En El Blog Salmón | Un MBA pésimo en tu curriculum es una señal de que eres una persona que toma malas decisiones, entrevista a Duncan Chapple y Alcanzar la libertad financiera es sencillo y posible, entrevista a Homo Investor

-
La noticia "Tuvimos que llevar a la práctica eso de quedarse en el agujero, pero para eso hacen falta dos cosas, agujero y comida, y no siempre se tiene". Entrevista a Silvia Charro y Simón Pérez fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Javier J Navarro .

Ver Noticia Completa

3

La banca necesita clarificar el futuro de la política de dividendos

sábado, 04 julio 2020 03:01:35

La banca necesita clarificar el futuro de la política de dividendos

La banca europea se enfrenta a una complicada situación para atraer inversores y capital vía la compra de acciones y, por ello, necesitan una claridad sobre el futuro de los pagos de dividendos después de la suspensión temporal provocada por la crisis del COVID-19.

Si nos ponemos antecedentes, el 27 de marzo el Banco Central Europeo recomendó que los bancos obtuvieran de pagar dividendos y recompra acciones hasta el 1 de octubre de 2020. El objetivo no era otro que evitar que ante una crisis tan profunda, mantuvieran un colchón sólido de capital para afrontar los vientos en contra.

El sector bancario español ha cancelado la retribución a sus accionistas de manera conjunta. Aquellos que todavía tenía un tipo de entrega pendiente este año lo han hecho sobre las cuentas del ejercicio pasado (el Santander el Sabadell, Unicaja y Liberbank hacer los paréntesis y otros coma que ya habían distribuido el dividendo de 2019 han suspendido los previstos en 2020 (BBVA, Bankinter, Bankia y CaixaBank han anunciado un pay-out límite del 30% sobre beneficios).

Si bien el BCE confía en que el sistema bancario está en una forma mucho mejor que la crisis financiera de 2008, les preocupa que la inminente recesión económica se amplifique si los prestamistas se retiran de los préstamos a empresas y hogares. Por ello, implementando esta medida, los bancos ahorrarían 30.000 millones que habrían pagado en dividendos, el 1,8% del patrimonio neto y el 35% de los beneficios totales.

Por su parte, el BCE ya habia tomado medidas, relajando los requisitos de capital para el sector, proporcionando una ayuda de capital estimada en 120.000 millones de euros que podría financiar 1,8 mbillones de nuevos préstamos, como parte de un paquete de medidas para contener las consecuencias de la pandemia de coronavirus que incluye préstamos ultra baratos para prestamistas.

Pero el BCE no lo acaba de tener claro. Está contemplando la posibilidad de extender una solicitud a los bancos para que retengan el pago de dividendos y la recompra de acciones hasta por lo menos el 1 de enero de 2021 y posiblemente aún más tiempo si los datos adicionales indican una liberación más lenta de las políticas de contención y potencialmente una caída económica más profunda. Todo esto pone un manto de incertidumbre y la banca necesita una especial claridad.

La banca necesita con urgencia atraer a los inversores ya que el selectivo bancario europeo, el Stoxx Banks, arrastra una caída del 30% en lo que va de año, siendo uno de los peores sectores que reflejan rentabilidades negativas junto al turismo. Por ello, se reclama desde la banca una capacidad de remunerar al accionista para que sus acciones vuelvan a ser atractivas.

Screenshot 20200704 000606 Eikon

Evolución de la política de dividendos

Si miramos los últimos años, las entidades bancarias de la Eurozona han ido incrementando el pago de los dividendos y la recompra de acciones a medida que avanzaba la recuperación económica. Obviamente, si estuviera continuado en las circunstancias actuales, podría haber debilitado la capacidad de los bancos para utilizar los beneficios retenidos en un proceso de absorción de perdidas y apoyo de los préstamos para la economía real.

Después del hundimiento durante la crisis financiera global, la remuneración vía dividendos de las entidades bancarias volvió gradualmente a los niveles anteriores a la crisis. Y en muchas economías avanzadas, la rentabilidad de los dividendos de las acciones bancarias han logrado recuperarse de los niveles bajos que acompañaron la reconstrucción de los niveles de capital después de la crisis a un rango aproximado entre el 2% para los bancos estadounidenses y aproximadamente un 6% para los bancos nórdicos.

Pero si nos referimos específicamente a los bancos de la Eurozona, **incrementaron la rentabilidad de sus accionistas a través de los dividendos y también tendieron a recaudar más capital mediante la emisión de nuevas acciones.

Al mismo tiempo, las cooperación de la rentabilidad de las entidades esta orden se ha sido mucho más modesta ya que estos bancos han devuelto efectivo a los accionistas a través de un proceso de recompra de acciones. En general, las entidades estadounidenses y los países nórdicos han sido mucho más generosas en términos de remuneración a los accionistas en los últimos años, muy por delante de sus homólogos en la Eurozona, Suiza y el Reino Unido.

Screenshot 20200703 223905 Chrome

Debemos pensar que los bancos más rentables tienden a realizar, como es lógico, pagos más altos, mientras que la relación entre capitalización y los pagos tiende a ser algo más ambigua punto de hecho, las entidades más rentables están mejor ubicadas, en igualdad de condiciones, para distribuir ese exceso de efectivo a sus accionistas. Esto puede ser tranquilizador en la medida que los bancos más débiles tienden a comportarse de manera más cautelosa con respecto a su política de pagos.

-
La noticia La banca necesita clarificar el futuro de la política de dividendos fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Marc Fortuño .

Ver Noticia Completa

4

Así son las funestas previsiones para la economía española

viernes, 03 julio 2020 01:01:25

Así son las funestas previsiones para la economía española

A principios de año se esperaba que la economía española sería capaz de crecer al 1,7%, un dato que había sido revisado a la baja, aunque al mismo nivel de crecimiento que la Eurozona, mientras que el mundo debería haber crecido a un ritmo mayor que el año pasado. La crisis del coronavirus ha destrozado toda expectativa de crecimiento y revisión tras revisión estamos viendo que se está hundiendo la economía española.

En el último informe del FMI, la recesión ha sido revisada y la vislumbra una mayor intensidad en la recesión. Se vaticina que el crecimiento del grupo de economías avanzadas sea de -8% en 2020, lo que representa 1,9 puntos porcentuales menos que en la revisión de abril.

Parece que en el primer semestre del año la actividad se ha visto más afectada de lo previsto inicialmente, con signos de distanciamiento voluntario incluso antes de que se impusieran los cierres. Esto también sugiere una recuperación más gradual en el segundo semestre, ya que es probable que continúe el temor al contagio y de ahí el deterioro se expectativas. Se prevén disminuciones profundas sincronizadas en los Estados Unidos (-8%), Japón (-5,8%), el Reino Unido (-10,2%), Alemania (-7,8%), Francia (-12,5%) e Italia y España liderando la recesión (-12,8%).

Screenshot 20200702 115023 Adobe Acrobat

España ha pasado en los últimos años de liderar el crecimiento de la Eurozona a ser el lastre del grupo. Debido a que se espera que la eurozona caiga un 10,2%, si se cumplen las previsiones, España sumaría una tasa negativa de crecimiento de 2,6 puntos porcentuales.

Se trata de una caída histórica, nunca vista, pero el FMI no es el único organismo que proyecta este hundimiento en la economía española, AIReF y el Banco de España también están en esa misma línea. Para AIrReF, en el escenario menos adverso, el PIB caería un 8,9% en 2020 y escenario más adverso la caída llegaría al 11,7%.

El BdE trabaja tres escenarios. En el supuesto de una recuperación temprana, el PIB llegaría a caer un 9% este año, pero si la recuperación fuera gradual la caída esperada sería del 11,6%. No obstante, el BdE se atreve con un tercer escenario, en el que la recuperación tendría lugar a un ritmo muy lento y la disminución del PIB ascendería al 15,1%, la peor previsión hasta la fecha.

Debido a que existen una elevada incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y cuál será el impacto sobre la economía, los organismos hacen revisiones muy bruscas trimestre a trimestre y establecen diferentes escenarios de intensidad, por lo que los cuadros macros son hoy más difíciles de dibujar que nunca.

El déficit y la deuda disparada

El otro gran tema a discutir será qué nivel de déficit alcanzan las Administraciones Públicas en este año. Sus cuentas ya presentaban algunos desajustes considerables antes de la epidemia de Covid-19. Tras cuatro años de descensos, el déficit se incrementó hasta el 2,8% de PIB en 2019.

Todo parece indicar que tendremos un déficit de récord, por encima del 10%. La valoración que hace el FMI es que alcanzaremos un déficit del 13,9% que nos llevaría a una deuda pública del 123,8% del PIB cuando finalice el año.

Screenshot 20200703 004638 Adobe Acrobat

Si ponemos en contraste estos datos, quedarían sensiblemente por encima de la Eurozona (11,7%) pero inferior al del conjunto de las economías avanzadas (16,6%). Aquí debemos tener en cuenta que la proyección que se establece para Estados Unidos es un déficit del 23,8% para este año, una cifra que pudiera parecer que podría intención su deuda pública pero recordemos que muy bien bajo el patrón dólar y la fuerte demanda de dólares a escala global lleva a que los bonos estadounidenses sean el activo refugio para dar rentabilidad a esos dólares.

Con relación a la deuda pública, si se cumplen los pronósticos, la deuda pública estaría por encima tanto de la proyección para la Eurozona (105,1%) pero inferior a global de las economías avanzadas que se prevé que alcanzaría el 131,2%.

Sobre la evolución de la deuda pública, partimos de una ratio del 95,5% sobre el PIB, por lo que sumaríamos 28,3 puntos de deuda pública en un año. En este punto hay que tener en cuenta que no solo i,porta el alto déficit de este año sino que habrá un desplome del PIB español por lo que las ratios vinculadas al PIB sufren especialmente por el deterioro del denominador.

Para la AIReF, el escenario menos adverso que se puede asimilar al de la Actualización del Programa de Estabilidad el déficit de las AAPP se situaría en el 10,9% del PIB en 2020. En un escenario más adverso en el que se prolonga el confinamiento, el déficit de 2020 se situaría en el 13,8% del PIB.

El BdE ya se ha atrevido ha realizar proyecciones para toda la década. Como se puede apreciar en el gráfico, en los escenarios de recuperación temprana y gradual, se produciría un aumento gradual de la ratio de deuda pública a lo largo de la década, hasta situarse, en 2030, en torno al 115% y al 125% del PIB en uno y otro caso. Este incremento del endeudamiento durante el periodo considerado se debe a que el crecimiento del PIB nominal no es lo suficientemente alto como para compensar el elevado déficit primario que se registra año tras año.

Screenshot 20200703 012826 Adobe Acrobat

Por ello, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha trasladado al Congreso de los Diputados la necesidad urgente de un ejercicio de consolidación fiscal para la próxima década basado en un incremento de impuestos y una contención del gasto público, para tratar de dar un vuelco a esa senda alcista de la ratio.

Según su visión, hay que apretar vía impuestos y quedaría un margen de dos puntos porcentuales para incrementar la recaudación, apretando especialmente impuestos indirectos. Además, ha sido especialmente crítico con el elevado nivel de beneficios fiscales, apuntando a las exenciones, deducciones y tipos especiales reducidos, que generan con frecuencia pérdidas importantes de recaudación y distorsionan la eficiencia y la equidad del sistema impositivo.

-
La noticia Así son las funestas previsiones para la economía española fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Marc Fortuño .

Ver Noticia Completa

5

Ayudas fiscales en España respecto al covid y qué están haciendo el resto de miembros de la UE

jueves, 02 julio 2020 01:01:19

Ayudas fiscales en España respecto al covid y qué están haciendo el resto de miembros de la UE

Las ayudas fiscales en España para ayudar a las empresas a salir del agujero negro que las ha llevado el covid-19 está entre las menores que se aplican en los países miembros de la Unión Europea.

Las ayudas que ha planteado el Gobierno, entre todos los aplazamientos de pagos y la suspensión de los diferentes impuestos, no alcanzan el 0,9 por ciento del PIB, mientras los países miembros de la Unión Europea los han situado alrededor del 10 por ciento del PIB de media.

España es la que ofrece menos ayudas fiscales de la Unión Europea

Según datos recopilados por el Instituto Europeo Bruegel, las ayudas fiscales son superiores en la mayoría de miembros de la Unión Europea que en España, como muestra la gráfica comparativa “Gasto Covid-19, Estímulos fiscales y Créditos, y Garantías miembros de la UE“:

Gasto Covid Estimulo Fiscal Y Creditos Y Garantias Ue

Se puede apreciar en la gráfica que Italia es la que más ayudas fiscales está ofreciendo a sus empresas, con un 13,2 por ciento del PIB. Portugal es el segundo país que está ofreciendo más estímulos fiscales, con un 11,1 por ciento del PIB.

Francia ha establecido unas ayudas fiscales del 8,1 por ciento del PIB y Alemania ha establecido unos estímulos fiscales del 7,3 por ciento del PIB. España es la que menos estímulos fiscales está ofreciendo a sus empresas con un 0,9 por ciento del PIB.

Por otra parte, si se juntan las líneas de crédito y los avales aprobados por los Gobiernos para mejorar la liquidez de las empresas, el estímulo total en España se queda en el 10,1 por ciento del PIB.

Mientras, Italia tiene un paquete que alcanza el 43 por ciento de su PIB y Alemania un 34,5 por ciento de su PIB. Solo Grecia y Hungría, países poco afectados por la crisis, quedan por detrás de España si se suman los estímulos fiscales y de avales crediticios.

Principales ayudas fiscales de los miembros de la Unión Europea

Las principales economías en Europea (Alemania, Francia, Italia, Austria, Bélgica, etc.) están implantando medidas que permiten diferir el pago de los impuestos sin intereses ni recargos. En España se ha incluido está medida pero este tipo de ayudas se limitan a las pymes y autónomos, mientras en el resto de miembros de la UE es para todas las empresas.

España ha dejado a sus empresas en inferioridad de condiciones, ya que el aplazamiento de los impuestos da una mayor gestión y eficacia sobre la tesorería, siendo un aspecto importante por el desplome de los ingresos.

Por otra parte, la liquidez es un aspecto clave para todas las empresas, sean pequeñas y medianas empresas o las grandes multinacionales.

En Alemania se ha optado por el aplazamiento del pago de los impuestos si la recaudación genera una dificultad para la empresa. Esta medida se aplicará para los impuestos de hasta finales de año y que se activa en el momento que lo pida la empresa.

Por otra parte, las multas por pagos atrasados no se van a cobrar hasta a final de año. Además, se pueden extender los plazos de presentación de las declaraciones, y los embargos de cuentas no se aplicaran hasta el final de año.

En Bélgica, han tomado medidas respecto a los impuestos federales y las cargas sociales. Han realizado el aplazamiento de la presentación del pago del IVA, los impuestos al trabajo y un aplazamiento de los impuestos sobre la renta.

Además, las empresas que demuestren un impacto directo del covid-19, pueden solicitar planes de exención de multas por impago y exención de intereses por retraso en impuestos (IVA o Impuestos de sociedades).

En Francia, han optado por el aplazamiento de pago de impuestos empresariales directos (Impuesto de sociedades, propiedad comercial, etc.) y impuestos salarias, sin ningún tipo de interés de retraso.

Además, las empresas pueden pedir reembolsos de los próximos pagos de impuestos directos, intereses por retrasos o multas en los impuestos, pero solo en el caso que se acredite que la empresa pasa por dificultades.

En Italia, el primer afectado en Europa por el covid-19, han aplazado pago de impuestos al sector turístico y de alojamiento (retenciones IRPF, cotizaciones a la Seguridad Social, pagos de IVA, etc.).

Además, han realizado una suspensión de las auditorías las empresas y de la obligación de orden pago de impuesto. Se ha realizado un paquete para facilitar las transacciones de créditos tóxicos y desgravaciones en donaciones para combatir el covid-19.

Las ayudas fiscales que se han implantado en España

Los estímulos fiscales en España, con diferimientos y suspensión de las cuotas, es de 10,7 mil millones de euros, y se destinan 3,9 mil millones de euros en aplazamientos de impuesto laborales, contribuciones de la seguridad social y otros gastos de tipo laboral.

El Gobierno en España ha destinada 1,2 mil millones de euros en aplazamientos de pagos relacionados con impuestos empresariales. Además, se han asignado mil millones de euros para la suspensión total del IVA en suministros médicos adquiridos por instituciones públicas, centros médicos o instituciones sin ánimo de lucro.

El Gobierno ha destinado 58 millones de euros para los aplazamientos o la flexibilización de los gastos de servicios públicos y una moratoria de 5 mil millones de euros para los pagos en préstamos hipotecarios para viviendas para aquellos que se encuentran económicamente vulnerables.

No existe una estimación de la moratoria del pago de la renta para inquilinos con dificultades económicas, ni para la moratoria de los pagos de la deuda no hipotecaria.

En El Blog Salmón | Los efectos del coronavirus sobre la economía española van a ser peores que la crisis de 2008

Imagen | Flickr

-
La noticia Ayudas fiscales en España respecto al covid y qué están haciendo el resto de miembros de la UE fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Raúl Jaime Maestre .

Ver Noticia Completa

6

El norte europeo no quiere pagar los despilfarros de Sánchez

miércoles, 01 julio 2020 01:01:26

El norte europeo no quiere pagar los despilfarros de Sánchez

Se está tratando de acercar posiciones con el norte europeo, los llamados países frugales, para que den el brazo a torcer y apuesten por el plan diseñado por la alianza francoalemana en la constitución del fondo de 750.000 millones de euros en favor de los países más afectados de la crisis.

Pero ni las transferencias propuestas del fondo ni el criterio para ser beneficiario de las mismas terminan de convencer al norte europeo que prefieren un diseño más claro y más vinculado a obligaciones explícitas en forma de deuda. A día de hoy, del total de transferencias que están previstas, Grecia, Italia y España representarían cerca del 50% de la dotación.

Específicamente, tenemos que Finlandia, Holanda, Dinamarca y Austria estarían buscando el compromiso sobre la cantidad de dinero que se recaudaría, cómo se recaudaría (vía los mercados financieros o vía impuestos) y cómo será gastado (a través de subvenciones o préstamos).

España entra en la discusión como uno de los grandes beneficiarios y, a su vez, un país que necesita unas grandes reformas, más específicamente en la contención del déficit público de las Administraciones Públicas.

El norte europeo no quiere saber nada del déficit abultado de España que en el año anterior, incluso, se incrementó hasta el 2,7%, rompiendo la senda de reducción de los últimos años. El déficit de la Seguridad Social que asciende al 1,34% del PIB, 16.000 millones de euros. Recordemos que actualmente el fondo de la Seguridad Social debe acudir a los Presupuestos Generales del Estado para atender a los pagos de las pensiones, debido al agotamiento de la hucha de las pensiones.

En parte, las transferencias de Europa irían el sostenimiento de las pensiones, y es en ese punto en el que surgen las discrepancias ya que ese desequilibrio le compete a España y prefieren que se establezca una reforma para que cuadren ingresos y gastos del sistema. Recordemos que el gobierno de Pedro Sánchez, sin presupuestos en mano, no le tembló el pulso para revalorizar las pensiones en función del IPC, lo que dificulta la consecución de la estabilidad presupuestaria en la Seguridad Social a largo plazo.

Los problemas estructurales en materia de desempleo han sido propios del histórico mercado laboral español. La falta de flexibilidad laboral del mercado español ha sido la principal causa de un desempleo estructural del 17%. Para más inri, desde el Gobierno español se difunden mensajes sobre que hay que derogar la última reforma laboral. Hoy España tendría un desempleo del 36% si incorporamos 3,14 los datos de desempleo y los ERTEs afectados.

Si hablamos de dinero, en el mes de mayo se gastó 4.948 millones de euros en prestaciones, y en lo que va de año ya hemos gastado 15.600 millones de euros ¿debe el norte contribuir al pago de las prestaciones de desempleo cuando es más un problema estructural?**

Por otra parte, tenemos la reciente aprobación del Ingreso Mínimo Vital, co. Un presupuesto estimado de 3.000 millones de euros. Una renta de apoyo desde un punto de vista centralista (las comunidades autónomas ya ofrecían las Rentas Mínimas de Inserción) que concede a aquellos ciudadanos más perjudicados por la crisis económica una renta para poder hacer frente a los gastos sin caer en la pobreza.

Pero norte europeo no quiere financiar estas cuestiones. Desde su punto de vista, los gastos de Pedro Sánchez llevarían a que la Comisión Europea sumará préstamos y dejaría a las generaciones futuras cargadas de deudas. Por parte de Finlandia se está exigiendo cambios en el instrumento de regulación, presionando para que el volumen sea inferior y que la proporción de los préstamos simplemente sobre la proporción de transferencias y que esos mismos préstamos se devuelvan un periodo más corto que los 30 años programados.

El problema para acordar el criterio del fondo

La pandemia ha impactado particularmente en los países del sur de Europa y se beneficiarían de las ayudas, mucho más que en los países más pobres del Este, que tradicionalmente han sido los grandes beneficiados de las ayudas de la Unión Europea. Ellos han logrado contener la expansión del virus y consiguieron reabrir sus economías relativamente rápido.

Las estimaciones actuales sugieren que Italia, España, Polonia y Grecia serían los países más beneficiados del fondo. Curiosamente en este grupo entraría Polonia que se presupone que tendrá la recesión menos severa dentro de los países de la Unión Europea.

Esto sucede porque el fondo de recuperación asigna el dinero en base a tres criterios económicos principales: el PIB de un país, el PIB per cápita y su nivel de empleo promedio entre 2015 y 2019.

El criterio del desempleo es el más cuestionado ya que no guarda relación con el cierre que ha vivido las economías sino más bien con problemas estructurales internos. Desde la Comisión Europea se apunta al que los países con un ingreso per cápita más bajo y con una alta tasa desempleo reflejan los desafíos económicos y sociales más problemáticos de cara al futuro.

El norte de Europa no está de acuerdo con el diseño del fondo, ya que argumentan que no existe una conexión directa con la pandemia. Esto lo podemos entender al reflejar un caso, el de Bélgica. El país destaca por los altos índices de mortalidad en que ha visto cómo lograba la peor relación muertes por habitante en la Unión Europea. Curiosamente, con los criterios establecidos, recibirán las cantidades más bajas del fondo.

Covid Deaths Per Million Vs Days Since Exemplar 1

-
La noticia El norte europeo no quiere pagar los despilfarros de Sánchez fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Marc Fortuño .

Ver Noticia Completa

7

Uno de los errores más garrafales del capitalismo ha sido la política de vivienda actual

martes, 30 junio 2020 01:01:14

Uno de los errores más garrafales del capitalismo ha sido la política de vivienda actual

La responsabilidad de cualquier medio salmón es proponer las mejores políticas socioeconómicas para promover el progreso económico (real) de nuestras sociedades, pero igualmente también es exponer las grandes fallas de los sistemas económicos “implementables”, y en especial del propio.

El mercado inmobiliario es uno de esos mercados del que es casi imposible escapar incluso para esos Amish que reniegan de toda modernidad, y puede ser que en este poderoso e influyente sector sea donde el capitalismo haya podido cometer algunos de sus errores más garrafales.

El mercado inmobiliario: uno de los principales mercados macroeconómicos en el que el común de los mortales se ve ineludiblemente forzado a participar

Uno De Los Errores Mas Garrafales Del Capitalismo Ha Sido La Politica De Vivienda Actual 2

Pocos sectores hay que jueguen un papel de vaso comunicante más caudaloso entre Main Street y Wall Street que el sector inmobiliario. Entre esa “bolsística” Wall Street en la que se habla de tormentas financieras y entelequias muchas veces incomprensibles hasta sus últimas consecuencias para común de los mortales, y esa Main Street con una aproximación mucho más básica y fundamental a la economía fruto de la economía familiar del “todo suma”, se sitúa como mecanismo de transmisión el enorme mercado inmobiliario, también su derivada bancaria del mercado hipotecario, y por último la batuta del director de orquesta que suponen los tipos de interés. Y con este triumbirato se rigen los designios económicos de la práctica totalidad de las familias de nuestras socioeconomías.

Porque con estos mecanismos resulta mucho más fácil “regular” la liquidez remanente que le queda a un hogar común para dedicar a consumir o ahorrar, y es que en un mercado inmobiliario donde el precio de compra de su activo supone el salario de bastantes años, y donde además ese activo en la gran mayoría de los casos es un bien de primera necesidad a comprar (o alquilar), recurrir a una hipoteca es la única vía financiera de posible adquisición para aquellos que optan por la compra. Y puede ser que haya países en donde la cultura del alquiler inmobiliario casi de por vida esté mucho (muchísimo) más extendida que en una España donde se opta masivamente por la adquisición, pero no olviden que también cuando usted alquila en el fondo hay detrás de usted un comprador inmobiliario que participar de este mercado, y que por extensión de alguna manera le hace a usted partícipe como arrendatario. Así, la interrelación a nivel de precios y en muchos otros aspectos entre el mercado del alquiler inmobiliario y el de la adquisición en propiedad es muy fuerte.

Por lo tanto, todo lo que pase en el mercado inmobiliario tiene una fuerte influencia sobre la evolución en general de la economía. ¡Qué les vamos a decir en un país como España que recientemente sufrió una lamentable burbuja inmobiliaria que destrozó toda la economía! Pero, a pesar de su enorme capacidad destructivas, lo cierto es que las burbujas inmobiliarias son algo coyuntural que ocurre durante un cierto espacio de tiempo. Sin embargo, un tema como el que les traemos hoy, que analiza cómo la política inmobiliaria predominante a lo largo y ancho del capitalismo ha tenido una fuerte influencia en la evolución económica de nuestras socioeconomías (especialmente en los últimos años), es verdaderamente un tema sistémico que nos afecta a todos en los plazos más largos.

Las aberraciones inmobiliarias del comunismo tampoco parecen una opción precisamente habitable en el sentido más acomodado de la palabra

Uno De Los Errores Mas Garrafales Del Capitalismo Ha Sido La Politica De Vivienda Actual 3

Pero como saben perfectamente los lectores más habituales de estas líneas, aquí no somos sólo auto-críticos, sino que también hacemos una crítica siempre constructiva de otras posibles opciones a valorar. Y en el caso del sector inmobiliario y de las comodidades de un hogar medio en otros sistemas, pues el tema es que, al menos en términos comparativos, tampoco se puede decir que otros lo hayan hecho mucho mejor que nosotros. Así por ejemplo, el otro sistema económico todavía predominante en el mundo, el comunismo, fue el responsable de construir auténticos “mamotretos” inmobiliarios auténticamente horrorosos y totalmente despersonalizados, de proporciones masivas, y con unos estándares de calidad de vida extremadamente básicos en comparación a la media (y mediana) occidental. Estos mastodontes todavía pueblan buena parte de los barrios y ciudades de por ejemplo la Europa del Este, como esqueletos vivientes que recuerdan un pasado que los ciudadanos de esos países tratan denodadamente de borrar de sus mentes y de sus vidas.

En la otrora pujante China, el panorama inmobiliario tampoco es mucho mejor, y hay que decir que incluso en el país de la receta económica más exitosa conocida hasta la fecha de inspiración comunista. Esos mastodontes despersonalizados y “despersonalizantes” también se encuentran por todos lados en China, y especialmente en esas grandes urbes que han tenido que absorber una inmigración masiva procedente del entorno rural, para proveer mano de obra a la emergente industria manufacturera deslocalizada al calor de la globalización. Pero ni aun teniendo en cuenta un enfoque “de mínimos” para el común de los trabajadores chinos, el balance inmobiliario se puede decir que sea netamente positivo en aquel gigante económico. El hecho es que en China llevan padeciendo desde hace lustros una colosal burbuja inmobiliaria (y de forma paralela también de sobre-endeudamiento) que no acaban de saber bien cómo pinchar, que ya hace año y medio acumulaba un inconcebible stock de 50 millones de viviendas vacías, y que ha hecho que por esos apartamentillos extremadamente modestos en grandes complejos de inspiración comunista un chino medio deba pagar cantidades desorbitadas para el salario medio nacional.

Es cierto que esos complejos despersonalizados y mastodónticos, y además nada baratos en términos relativos, tampoco son una exclusiva de los países de la órbita comunista. Sin ir más lejos, a pesar de su anexión reciente por las bravas al comunismo de la China continental, ya en su época de meca del capitalismo, barrios como el de Kowloon de Hong-Kong estaban poblados de descomunales complejos residenciales de precios desorbitados y hacinamiento considerable. En concreto, este famoso barrio hongkonita es una auténtica aberración urbanística, pero igualmente se pueden tachar de despropósito aquellas famosas “soluciones habitacionales” surgidas al calor de la burbuja inmobiliaria española, y a las que claramente el ejecutivo de Zapatero no se atrevió a tratar ni siquiera de viviendas, aunque paradójicamente era en esos “minipisos” (o más bien “nanopisos”) donde iban a vivir miles de ciudadanos. Pero este problema no es sólo cosa del pasado, porque además en España y hoy por hoy la inmensa mayoría de los jóvenes han sido literalmente expulsados del mercado inmobiliario de compra por una letal e injusta combinación de precios elevados y salarios muy reducidos.

Tampoco puede ser pasado por alto el agresivo efecto expulsión sufrido por las clases medias y modestas de los centros de las grandes urbes estadounidenses, donde literalmente no pueden ni pensar en vivir en ciudades enteras como Nueva York, y han de resignarse a emigrar a la ultra-periferia, con todo lo que ello supone en pérdida de calidad de una vida que se pasan en el transporte público, pero que también conlleva no pocas ni poco importantes derivadas con muchas implicaciones según analizamos hace ya algunos años al hilo de cómo la gentrificación perjudicaría a la economía de la Gran Manzana. En todo caso, como tendencia capitalista, lo de Kowloon está en otra órbita. No obstante, casos concretos aparte como en Kowloon, lo cierto es que ése hacinamiento extremo que en el capitalismo han sido más bien casos particulares de algunos barrios concretos, en el comunismo parecía ser la norma general y generalizada a propósito desde instancias oficiales, en especial sintonía con el espíritu de colectivización y “anti-individualización” de todos los aspectos de la socioeconomía, incluso en el plano más personal del cual forma parte la elección de una vivienda familiar.

Y llegamos al quid de la cuestión: ese mercado inmobiliario occidental que podría haber sido un motor mucho más potente y más sano de lo que está acabando por ser

Uno De Los Errores Mas Garrafales Del Capitalismo Ha Sido La Politica De Vivienda Actual 4

Fue la emblemática y reputada publicación económica británica “The Economist” la que publicó hace unos meses un interesante artículo abordando el tema de hoy, aunque lo hacían sin la profundidad que les suele caracterizar otras veces, motivo por el cual nos hemos creído en la obligación de abanderar nosotros mismos este análisis más elaborado. En línea con lo que hemos venido afirmando desde estas líneas a lo largo de los años, el semanario británico afirma que la actual concepción de los mercados inmobiliarios occidentales resta potencial de crecimiento a las economías, desequilibra la justicia social, y erosiona la confianza en el propio capitalismo como sistema que aporta bienestar al conjunto de la ciudadanía. Y eso por no hablar de cómo ha producido crisis sistémicas con una cascada de deterioro político y socioeconómico sin precedentes, sobrevenido tras la funesta crisis subprime (por cierto, por la que -casi- nadie ha pagado a día de hoy).

Pero “The Economist” ya hace todo un ejercicio de realismo práctico de libro académico cuando ataca la raíz del problema, al afirmar que es un sinsentido que ciudades vibrantes y con una economía boyante se encuentren sin espacio para crecer y seguir aportando al balance de progreso económico nacional, precisamente siendo donde está el trabajo y donde hay una fuerte presión inmigratoria desde otras poblaciones. Sin duda, toda una lacerante pérdida de potencial. Pero el problema no queda ahí, porque además esa falta de espacio para viviendas ante unos demandantes que no saben dónde irse a vivir, ocurre a la par que hay toda una generación cada vez más senior de propietarios que viven en propiedades enormes y medio vacías, por no hablar de esos multi-propietarios que sólo se preocupan por imponer su visión particular del mercado inmobiliario y hacer valer sus intereses creados como macro-arrendatarios, todo en detrimento de unos jóvenes sin posibilidad de vivir entre cuatro paredes en su propia ciudad, y sin apenas capacidad de influencia sobre el sistema para encontrar soluciones alternativas y creativas a tamaño problema: al final, se ven abocados a orientar su voto a soluciones cada vez más radicales (e impredecibles) para lo que perciben como un problema acuciante (que lo es).

Y el resultado llama la atención por las cotas en forma de cifras que estos desequilibrios están alcanzando actualmente en nuestros sistemas según informa “The Economist”, con unos Estados Unidos donde en 1970 los costes de vivienda absorbían un 8% del PIB nacional, y esta cifra ha aumentado cerca de un 40% hasta suponer hoy en día un 11% de todo lo que produce el país en un año. Otras cifras que aportan son cómo la crisis subprime tampoco ha corregido la dañina tendencia en muchos países, y así en Gran Bretaña los precios actuales (ajustados por inflación) siguen en los mismos niveles que en el pico previo a la crisis con unos salarios mayormente estancados, en Australia los precios se sitúan un 20% por encima de la época pre-subprime, y en Canada están un 50% por encima. Además, los datos elaborados por esta publicación apuntan a que el número de viviendas por habitante construidas actualmente en el mundo desarrollado ha caído a la mitad desde los años 60, en lo que casualmente es una tendencia del mercado que restringe inexplicablemente la demanda, y protege la inversión de los ya propietarios. El problema parece que como mínimo se mantiene en niveles inconcebibles, cuando no ha ido todavía a más.

Los problemas son graves y de diversa índole, pero las soluciones son difíciles y pocos parecen querer apostar con decisión por ellas

Uno De Los Errores Mas Garrafales Del Capitalismo Ha Sido La Politica De Vivienda Actual 5

Tampoco se pueden achacar los males del sector a la pasión por la compra de la vivienda, que según algunos analistas podría ser innecesaria (en favor del arrendamiento). Desde luego que con ciertos niveles de precios el apalancamiento que supone la compra de una vivienda para una familia media es un riesgo inasumible que muchos acaban asumiendo, pero lo cierto es que en mercados inmobiliarios con una parte importante de mercado de alquiler de vivienda, e incluso con cultura del “mismo alquiler para toda una vida” al estilo alemán (que por cierto, tampoco ha evitado la formación de la reciente burbuja de precios en Berlín), los mismos graves problemas siguen presentes. Pero en el caso del mercado español, estas diferencias entre cultura de compra y cultura de alquilar son especialmente lacerantes, puesto que ese mercado de alquiler que algunos conciben como válvula de escape reguladora del mercado en propiedad, durante la pasada crisis inmobiliaria no sólo no hizo las veces de compensación natural, sino que los precios de los alquileres en las grandes ciudades apenas se resintieron, al menos no al nivel que lo hicieron los precios de venta.

La razón no fue otra más que todos aquellos jóvenes expulsados del mercado en propiedad tenían forzosamente que vivir en algún sitio, y se vieron abocados a alquilar y con su demanda mantener los precios de los alquileres, haciendo del problema de la vivienda una moneda de dos pesadas cruces y ninguna amable cara. Y ahora se está atacando el problema desde otra perspectiva que habrá que ver qué resultados da, porque aunque sea de forma coyuntural mientras que llega al mercado un mayor stock de vivienda pública, en España ya se dio luz verde a limitar por ley el precio de los alquileres, haciendo todo un alarde de intervencionismo “por las bravas” que habrá que ver qué resultados da, y si acaba por desincentivar la nueva construcción. Desde luego que esta medida no ataca la raíz del problema, aunque en el caso de España verdaderamente tampoco lo pretende (dada su temporalidad).

Y el problema no es sólo de deriva de un sector que vive instalado (y también forzado a vivir en él) por una política de vivienda y una legislación con décadas de antigüedad sin apenas haber sido modernizadas, sino que otra derivada del problema sería la falta de capacidad de adaptación de la que la arquitectura moderna ha hecho alarde para encontrar soluciones técnicas a su principal objetivo: diseñar edificios para la función que tienen en consonancia con los medios técnicos y económicos. Así, el fallo de la vertiente técnica no puede ser tampoco ignorada, y aunque desde hace ya décadas se viene hablando de futuros rascacielos “ciudad vertical” de cientos de miles de personas como solución para mejorar la habitabilidad de las grandes macro-urbes del planeta (según ya imaginaba la visionaria Blade Runner), lo cierto es que este tipo de soluciones arquitectónicas no han llegado al mercado de masas, y se han limitado a circunscribirse a la eterna carrera de quién ostenta el récord mundial del edificio más alto, de lo cual el rascacielos Burj Khalifa de Dubai es el actual máximo y más elevado exponente.

Y eso por no hablar de que actualmente tanto el sector inmobiliario como la economía en su conjunto vive en un estado narcotizado por el cual unos tipos de interés ultra-bajos (e incluso negativos) hacen que los compradores y arrendatarios de viviendas tengan la sensación ficticia de que ésta es mínimamente asequible, cuando realmente no lo acaba de ser en base a los salarios medios (o más bien “medianos”). Cuando pase la marea del “bálsamo del tigre” que es la política de tipos negativos (si es que el sistema se acaba por recuperar de la debacle sub-prime cuyas consecuencias aún padecemos a día de hoy), ya veremos a ver qué pasa con el precio de la vivienda, porque o bien se adapta al nuevo poder adquisitivo que unos tipos normales dejan al común de los mortales, o bien la vivienda acabará siendo un mero bien de lujo, promoviendo amplias bolsas de descontento social especialmente lacerantes en las grandes ciudades. Precisamente la crisis sub-prime ya nos ha dejado profundas cicatrices demostrando todo lo que puede llegar a traer el descontento social, con realidades políticas convulsas que seguimos viendo en los telediarios en la actualidad, y que a saber a dónde nos acabarán llevando como estación final.

Uno De Los Errores Mas Garrafales Del Capitalismo Ha Sido La Politica De Vivienda Actual 6

Así que no podemos finalizar por hoy sino enfatizando que el mercado inmobiliario en la inmensa mayoría de las economías desarrolladas necesita una reforma en toda regla, cuando no demoler todo el edificio para erigir uno nuevo sobre cimientos más modernos y que aporten a la socioeconomía lo que se supone que este importante sector debe aportar en última instancia. Porque una cosa es que el sector inmobiliario esté al servicio de la economía y sea uno de sus motores, y otra cosa muy distinta es que la economía sea la que esté al servicio del sector inmobiliario y éste pueda llegar a suponer un lastre en forma de peaje para el conjunto del sistema. En el sano equilibrio y la convivencia mesurada está la solución más adecuada, además de en que ese sector inmobiliario no olvide que más que servir como vehículo de inversión o como canalización de la especulación urbanística (políticos locales y recalificaciones mediante), no debe olvidar su objetivo fundacional de ofrecer viviendas a quien las necesita, con unos buenos estándares de bienestar, y a un precio razonable. Y hoy en día no se ven estas tres variables conviviendo en armonía para buena parte de los segmentos del mercado, así que habrá que ir pensando en componer otra sinfonía más armónica, porque si no a lo que nos arriesgamos es a acabar sufriendo una estridente pieza dodecafónica: una música que sólo deleita a unos pocos "entendidos".

Imágenes | Pixabay Free-Photos | Pixabay 0TheFool | Pixabay yehor_reznichenko | Pixabay LittleVisuals | Pixabay skeeze | Pixabay moiranazzari

-
La noticia Uno de los errores más garrafales del capitalismo ha sido la política de vivienda actual fue publicada originalmente en El Blog Salmón por DerBlaueMond .

Ver Noticia Completa

8

La tasa Google, un riesgo innecesario para la economía española

lunes, 29 junio 2020 01:00:59

La tasa Google, un riesgo innecesario para la economía española

En junio hemos visto como el Congreso de los Diputados ha dado luz verde a la tramitación del proyecto de ley del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, la llamada tasa Google. Este impuesto busca regular la tributación sobre determinados servicios digitales con el objetivo final de grabar las grandes tecnológicas con ingresos superiores a 3 millones de euros en España y 750 millones a escala internacional.

Con este impuesto, el gobierno que podría ingresar a las arcas públicas un total de 968 millones de euros en el año después de su entrada en vigor que se valora para el mes de diciembre.

La puesta en marcha de esta medida tiene varios riesgos a considerar y no solo el encarecimiento para aquellos vendedores que, por ejemplo, utilicen Amazon para ampliar su volumen de ventas por la repercusión del impuesto o poner trabas a la cuarta revolución industrial, sino que, debido a que estarían afectadas las empresas estadounidenses no sería descartable una reacción en forma de aranceles a los productos españoles exportados.

El contexto no acompaña. El FMI ha revisado las expectativas de crecimiento para el presente año a la baja, asignando una caída del PIB del 12,8%, igualando la caída que sufriría Italia y liderando entre las economías desarrolladas.

Screenshot 20200629 000130 Chrome

El contraataque de Trump

Existe un serio riesgo detrás de la aprobación de este impuesto y es que si nos ponemos en antecedentes, ya hemos visto como la administración Trump impuso aranceles a productos agroalimentarios europeos como represalia del conflicto por las ayudas públicas a Airbus dentro del marco de la OMC.

Trump

En el caso específico de España, el aceite, el vino y el queso fueron los productos más afectados, debido a que los aranceles pasaron del 3,5% hasta el 25% provocando un descenso de las ventas. La estimación que hace el Banco de España es que, con este movimiento, las ventas que caerían un 12%, perdiendo 95 millones de euros en el sector.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, si España finalmente aprueba la tasa Google, no es de extrañar que veamos un contraataque por parte de Estados Unidos contra los productos españoles que se exportan. Unas tensiones comerciales que se harían efectivas en el peor momento cuando la economía española necesita del sector exterior para tratar de reflotar debilidades económicas internas.

Es un riesgo del todo innecesario. Hoy por hoy, no existe un consenso a nivel internacional sobre esta medida recaudatoria y se busca trabajar dentro del marco de la OCDE y del G20 para un acuerdo de esta índole. España estaría avanzando unilateralmente sobre esta medida y coma con ello arriesgándose a que el contraataque de Trump sea específico a los productos españoles.

Si las amenazas de Trump surten efecto, el Gobierno español se vería en la posición de retroceder, un hecho que ya hemos visto en Francia, cuando Macron promulgó el impuesto el año pasado buscando recaudar 400 millones de euros, pero tras respondió con amenaza sobre Aranceles específicos sobre el vino francés y otros artículos de lujo. En ese momento, Macron cambió su posición en el mes de enero y dijo que Francia esperaría a las conversaciones en la OCDE y mientras tanto no recaudaría ningún ingreso de impuestos.

Acogiendo la propuesta de la OCDE

Lo cierto es que esta propuesta del ejecutivo español no es tanto una iniciativa propia sino que busca ejecutar en el marco impositivo la recomendación de la OCDE del pasado mes de noviembre.

El organismo internacional mencionaba que en una jurisdicción una empresa no residente está sujeta a impuestos sobre sus beneficios empresariales solo si tiene un establecimiento permanente en ella. Eso significa tener alguna forma de presencia física.

La digitalización ha puesto a prueba la aplicabilidad de esta regla ya que las empresas pueden hacer cada vez más negocios con clientes en una jurisdicción sin tener una presencia física allí. Esto es particularmente cierto en el caso de las ventas a distancia de las empresas altamente digitalizadas, cuyas actividades han puesto en tela de juicio la pertinencia de las normas de presencia física existentes, sobre todo en la mente del público y los políticos.

En una economía cada vez más digitalizada, y tal vez más allá de los modelos comerciales actuales, parece probable que las grandes empresas lleven a cabo cada vez más actividades orientadas al consumidor y/o al usuario desde un lugar remoto, sin presencia física o con una presencia física mínima.

La tasa Google buscaría abordaría esta cuestión al ser aplicable en todos los casos en que una empresa tenga una participación sostenida y significativa en la economía de una jurisdicción de mercado, por ejemplo mediante la interacción y el compromiso del consumidor, independientemente de su nivel de presencia física en esa jurisdicción.

La forma más sencilla de aplicar la nueva norma sería definir un umbral de ingresos en el mercado (cuya cuantía podría adaptarse al tamaño del mercado) como indicador principal de una participación sostenida y significativa en esa jurisdicción.

El umbral de ingresos también tendría en cuenta ciertas actividades, como los servicios de publicidad online, que se dirigen a los usuarios que no pagan en lugares distintos de aquellos en los que se registran los ingresos pertinentes. Este nuevo nexo se introduciría mediante una norma autónoma -además de la norma de establecimiento permanente- para limitar todo efecto indirecto involuntario sobre otras normas existentes.

La intención es que un umbral de ingresos no sólo crearía un nexo para los modelos comerciales que implican la venta a distancia a los consumidores, sino que también se aplicaría a los grupos que venden en un mercado a través de un distribuidor (ya sea una entidad local relacionada o no relacionada).

-
La noticia La tasa Google, un riesgo innecesario para la economía española fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Marc Fortuño .

Ver Noticia Completa

9

Así está cambiando el mercado inmobiliario por el teletrabajo

domingo, 28 junio 2020 14:48:00

Así está cambiando el mercado inmobiliario por el teletrabajo

El teletrabajo forzado por los confinamientos de la COVID19 así como la crisis económica están cambiando el mercado inmobiliario. No sólo porque el precio de la vivienda esté bajando ahora (entre un 4 y un 30% según los expertos), sino porque están cambiando las necesidades, tanto de familias como de empresas.

Si las condiciones de pandemia continúan con cuarentenas intermitentes o el teletrabajo se impone como algo común, la demanda de las familias va a cambiar para sus hogares, pero también lo va a hacer para las empresas, que van a demandar un tipo de espacios que podrían ser completamente diferentes a lo que había antes.

¿Adiós a los rascacielos?

10273717635_99b2670dd8_o.jpg

En los últimos años hemos visto como se han estado inaugurando rascacielos de oficinas en las grandes ciudades, así como proyectando nuevos. The Shard en Londres, el nuevo World Trade Center en NY, la Torre Reforma en México, la Torre de Shaghai en el distrito de Pudong,la Lotte World Tower en Seoul, el 30 de Hudson Yards en Nueva York o incluso la Torre Sevilla en dicha ciudad (a menor escala) son grandes torres de oficinas inaugurados en esta última década. Las ciudades han permitido y querido extenderse en vertical y alcanzar el cielo, así como ser vistas de lejos.

Esto podría cambiar. En Londres ante la incertidumbre ya se están retrasando varios proyectos de rascacielos que iban a cambiar el panorama urbano de esta ciudad. Es cierto que Reino Unido se enfrenta a una doble incertidumbre, a la de la COVID19 hay que añadir la incertidumbre que tiene el Brexit pero esto puede significar que Londres es el canario en la mina del desarrollo urbano. Existen empresas que de trabajar en la City, están optando por usar una oficina virtual (o business centre) y pagar sólo por el uso de la oficina que consideran adecuado. Ahorran costes y sus empleados ahorran el tiempo y coste de transporte diario al trabajo.

Proyectos cuya fecha de finalización estaba prevista para 2020, se han retrasado a 2021. Además proyectos como el 1 de Undershaft, o edificio Trellis están retrasándose. Es decir, puede que en un futuro haya menos demanda de oficinas, ya que la gente podróa optar a trabajar desde su casa. En ese caso los rascacielos que están diseñados para aprovechar más el espacio pequeño en localizaciones concretas, dejarían de tener sentido.

¿Hola suburbia?

2870928217_876fedbc51_o.jpg

Pensemos dónde vive la mayor parte de la gente en las grandes ciudades, no en el caro centro, sino muchas veces en barrios residenciales o ciudades dormitorio a las afueras. Al sur de Madrid las ciudades de Móstoles, Getafe, Leganes, Fuenlabrada, Alcorcón y Parla suman alrededor de un millón de habitantes. Estos seis municipios en conjunto formarían la tercera ciudad del país tras Madrid y Barcelona. En el área metropolitana de Barcelona sucede algo parecido, Hospitallet del Llobregat, Badalona y Santa Coloma de Gramanet suman alrededor de 600.000 habitantes, lo que en conjunto les colocaría entre las ciudades más grandes de España. Todo en lo que se considera las afueras de la ciudad.

Si los trabajadores de estas ciudades que trabajan en la gran urbe optaran por dejar de trabajar, al tener los servicios que necesitan en su día a día en su localidad, seguramente dejarían de tener incentivos para desplazarse al centro, probablemente gastando su sueldo más en estos municipios que tienen muchos servicios que puedan necesitar.

Esto ya lo comentan en The Guardian sobre como las afueras de las grandes ciudades del Reino Unido están en auge los comercios y hostelería, que comienzan a tener demanda por sus residentes que dejan de gastar en el centro de la ciudad para hacerlo en las afueras. Además de que se está incrementando la demanda de viviendas que disponen espacios al aire libre, áss adecuadas para pasar una cuarentena si fuera necesario. En este caso, las casas ganan frente a los bloques de pisos como opción a elegir.

Esto podría acelerarse hacia ciudades más pequeñas si hubiera un “éxodo inverso” a las ciudades más pequeñas por parte de los teletrabajadores, aunque no me extrañaría que tal como se plantea el teletrabajo ahora, se espere que los trabajadores estén a una distancia razonable de su sede de trabajo, quizás medida en tiempo. En ese caso, quizás junto con lo comentado anteriormente, podría hacer que las personas optaran por viviendas suburbanas más baratas.

Hoteles, centros comerciales, plataformas lógísticas…

6939441435_6d15d80d7e_o.jpg

En 2019 España recibió 83,7 millones de turistas, uno de los países que más visitantes recibió en el mundo. Según un informe de KPMG dependiendo de la actividad de estos hoteles, habrá una vuelta al turismo, pero dependiendo de la medida en la que esta se sostenga recuperarán más o menos su valor los activos hoteleros.

Los centros comerciales están en una mala situación. Se calcula que al inicio del estado de alarma el 90% de los espacios retail se encontraban cerrados. De hecho las empresas están renegociando los contratos, ya que esperan una recuperación lenta del consumo.

Por último, el suelo logístico se ha visto beneficiado de los cambios de tendencia entre los consumidores que han pasado a comprar cada vez más de modo online. Se espera que se pongan cada vez más centros logísticos cerca de los núcleos de población para abaratar costes y distribuir mejor las ventas online. Por otro lado, el suelo industrial se ha visto perjudicado ante la necesidad de algunas actividades, como por ejemplo la automoción o la aeronáutica, de parar su actividad o la necesidad de adaptar su sistema de trabajo a ciertas medidas higiénicas o de aforo.

El sector inmobiliario está cambiando, ya lo estaba haciendo antes, pero la enfermedad del coronavirus y las medidas relacionadas lo han hecho cambiar más todavía. ¿Qué más cambios creen los lectores de El Blog Salmón que habrá en el futuro?

Más información | pwc, Cushman & Wakefield

En El Blog Salmón | ¿Es el piso de la playa una horrible decisión financiera? y En España también queremos nuestro megaeropuerto, las reformas de Barajas y El Prat

Imagen | gonz.pineda
Imagen | Peter Kaminski
Imagen | jdnx

Imagen | Alvy

-
La noticia Así está cambiando el mercado inmobiliario por el teletrabajo fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Javier J Navarro .

Ver Noticia Completa

10

El teletrabajo en pandemia, la primera piedra de una revolución

sábado, 27 junio 2020 03:00:39

El teletrabajo en pandemia, la primera piedra de una revolución

Si existe un hecho positivo en toda esta pandemia en relación al mercado laboral, es que nos ha permitido descubrir los beneficios existentes de optar por fórmulas de trabajo a distancia, el teletrabajo. Este desafortunado contexto, nos ha ayudado a valorar verdaderamente que en nuestros puestos laborales podíamos incurrir en tiempo ocioso y no productivo sometido al presencialismo.

Hemos puesto la primera piedra en una revolución del teletrabajo. Esta fórmula laboral nos permite obtener un elevado grado de flexibilidad y ser más productivos el nuestro tiempo de dedicación gracias a fórmulas de comunicación ampliamente extendidas.

Se ha tratado se sustituir la oficina, un lugar que trata de fomentar la colaboración, la innovación, la tutoría y la creación de equipos, cosas que la tecnología lucha por reproducir. Un dato muy revelador es que los usuarios diarios de Zoom (una herramienta informática para realizar videollamadas y reuniones virtuales) han pasado de 10 a 300 millones en tan solo cinco meses. Debido a este crecimiento, nos podemos encontrar que la capitalización de Zoom se ha incrementado a niveles superiores a las siete mayores aerolíneas del mundo.

Cotw The Zoom Boom Shareable V1 1000x600

La economía española tiene altas posibilidades incrementar el peso en el teletrabajo, específicamente en los sectores de servicios de alto valor añadido como pueden ser información y comunicaciones o servicios financieros. Obviamente, en otros sectores como es el caso de la construcción, el turismo o el comercio minorista que tienen un peso importante en la economía española no tienen posibilidad alguna de implicarse en la fórmula del teletrabajo.

Según un estudio de Caixabank, el 32,6% de todos los empleados en España podrían realizar su trabajo de forma remota. Si se inventamos por grupos, el potencial para trabajar desde casa tiende a ser mayor en el caso de las mujeres y se incrementa con la edad y el nivel educativo.

Este dato quedaría ligeramente por debajo de la UE-28 (37%) debido a que existen países avanzados en la potencial fórmula del teletrabajo como es el caso de Luxemburgo (53,4%), Suecia (44,2%) y el Reino Unido (43,5%). Estas diferencias están vinculadas como hemos comentado anteriormente a la composición sectorial de la economía.

El confinamiento nos ha permitido alcanzar ese potencial. Según una encuesta realizada por la Generalitat Valenciana y un estudio de Eurofound, con las medidas de fiebre el porcentaje de empleados que trabajaron a distancia se sitúa alrededor del 30%, una cifra muy cercana al potencial estimado de teletrabajo para España. Con el cese de la actividad económica como las empresas y sectores se han visto obligados a descubrir las ventajas para el trabajo a distancia que no se vislumbraban meses atrás.

En 2019, el 5,4% de los empleados en la Unión Europea que se encontraban entre los 15 y los 64 años, optaron por el teletrabajo. Es una participación que durante la última década se ha mantenido constante alrededor del 5%. Si miramos la proporción de quienes a veces trabajaban desde casa ha aumentado: del 6% en 2009 al 9% en 2019. En el caso de España, se encuentra por debajo de la media Europea, en el 4,3%, por detrás de Alemania (5%).

Working From Home Eu 2019

Los países que lideran dentro de la Unión Europea el teletrabajo son Finlandia y Holanda con el 14,1% de las personas empleadas mediante el teletrabajo. Seguidamente tenemos Luxemburgo y Austria, donde el 11,6% y el 9,9%, respectivamente, trabajaban desde su domicilio.

Por el contrario, las tasas más bajas de trabajadores a domicilio se registraron en Bulgaria (0,5%), Rumania (0,8%), Hungría (1,2%), Chipre (1,3%), Croacia y Grecia (ambos 1,9%).

Los costes del teletrabajo

Que los empleados estén trabajando fuera de la oficina, nos lleva a que la empresa deje de imputarse ciertos costes estructurales como alquileres, suministros y demás y que estos costes queden repercutidos al trabajador en forma de unas necesidades de equipo o un incremento de los gastos de luz.

Derivado de lo anterior, aparece otro tema a tener en cuenta: el riesgo. Por ahora, la cobertura del seguro de hogar no se ha visto afectada, pero el teletrabajo podría aumentar el riesgo en una propiedad debido al coste del equipo que se almacena en ella, así como los visitantes habituales de la propiedad debido al aumento del riesgo de robo o de responsabilidad civil.

Como contrapunto, las empresas no necesitarán tanto espacio de oficina y tendrán menos contenido en sus locales, lo que reducirá las primas de las pólizas de propiedad comercial. Esto desplaza el riesgo del local comercial hacia el seguro del hogar, y las primas generadas en las dos líneas de negocio deberán ajustarse en consecuencia.

Y aquí nace el debate ¿qué hacemos con estos costes? Desde el punto de vista del Gobierno español, se pretende establecer un marco regulatorio para que queden perfectamente identificados estos costes y quién debe afrontarlos. No obstante, fruto de la diferenciación de los sectores de servicios un marco regulatorio intensivo daría lugar una serie de costes regulatorios que podrían desalentar la idea del teletrabajo.

Para tratarte alinear incentivos entre las partes, este marco debería nacer desde acuerdos sectoriales o acuerdos empresa-trabajador para tratar las vicisitudes específicas de cada actividad laboral y las necesidades de equipo con sus costes específicos.

-
La noticia El teletrabajo en pandemia, la primera piedra de una revolución fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Marc Fortuño .

Ver Noticia Completa

11

Wirecard es el primer gran escándalo financiero de una fintech, esta vez en Alemania

viernes, 26 junio 2020 02:03:53

Wirecard es el primer gran escándalo financiero de una fintech, esta vez en Alemania

Los casos de fraudes en las cifras financieras de las empresas no nos son desconocidos. Quizá el más famoso es el de Enron, aunque la lista es larga. También tenemos los casos españoles de Pescanova y Gowex. Y en esta ocasión tenemos a Wirecard, una fintech alemana que ha sufrido un gran escándalo por hinchas sus cifras financieras.

Lo cierto es que la contabilidad creativa siempre es fácil para las grandes empresas. Dinero que fluye de un país a otros, sociedades fantasma y otros trucos que permiten engañar durante un tiempo a todo el mundo. Pero al final la caja se resiente y el escándalo salta. El de Wirecard es digno de mención.

Los orígenes de Wirecard

En todas las noticias se menciona que Wirecard es una fintech alemana, lo cual deja entrever que era una startup. Sin embargo su creación se remonta a hace veinte años, en 1999. La empresa surge para dar servicios financieros (principalmente métodos de pago) a páginas web de dudoso prestigio (azar y porno), pero la crisis de las punto com la dejó noqueada.

En 2005 salió a bolsa a través de la adquisición de una compañía cotizada

En 2002 aparece un joven austríaco, Markus Braun, doctor en ciencias sociales y económicas, procedente de la consultora KPMG, y se convierte en el CEO y CTO de la compañía. Para ello, además, invirtió un importante patrimonio para capitalizar la compañía.

Braun empezó a dirigir de forma exitosa la compañía, ya que Internet seguía necesitando soluciones tecnológicas para procesar pagos. En 2005 logró su salida a bolsa, pero no de la forma habitual sino por la adquisición de una compañía (InfoGenie AG) que ya cotizaba en un mercado para startups pero que estaba de capa caída y con perspectiva de ser expulsada del mercado.

La expansión internacional

A partir de 2007 comienza la expansión internacional, que a la postre sería clave en el fraude que han comentido. En dicho año abrieron la filial de Singapur. Al año siguiente introdujeron las tarjetas prepago para su uso online, y ya en 2009 su herramienta de detección de fraude usando (según decían ellos) inteligencia artificial.

En 2014 se expandieron a Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica y Turquía. En 201t6 llegan a un acuerdo con Citigroup para comprar su negocio de tarjetas prepago en EEUU. Y ese mismo año llegan a Brasil a través de una adquisición.

La meteórica subida bursátil

Como hemos comentado, desde 2005 Wirecard cotiza en la bolsa alemana. Las buenas cifras y el crecimiento que iban presentando ayudaba a que no parara de subir en bolsa. Y con ello el prestigio de Markus Braun.

En 2018 entró en el índice DAX

En 2013 tuvieron unos ingresos de 482 millones de euros y unos beneficios de 83 millones. En 2016 ya superaron los 1.000 millones de ingresos con unos beneficios de 267 millones. Solo dos años más tarde, en 2018, los ingresos se habían duplicado, 2.000 millones, y los beneficios ascendieron a 347 millones.

En 2018 la acción de Wirecard reemplazó al banco alemán Commerzbank en el índice DAX, que aglutina a las 30 empresas más grandes cotinzando en la bolsa de Frankfurt. Fue todo un hito para la compañía y el mundo financiero en general que una fintech sustituyera a un tradicional banco en el índice.

La investigación de Financial Times y la inversión de Softbank

En 2019 empezaron las dudas sobre las cuentas de Wirecard. El Financial Times había iniciado una investigación sobre la compañía y en febrero de 2019 publicó un artículo señalando irregularidades. Pero no era la primera duda sobre las cuentas, ya que en 2008, 2015 y 2016 también saltaron rumores sobre prácticas ilegales para hinchar sus cifras que quedaron en nada y que Braun siempre dijo que eran "manipulaciones de mercado".

Últimamente parece que todo lo que toca Softbank se desmorona

Sin embargo esta investigación del Financial Times tenía datos. Explicaba el entramado de mover dinero entre países para hinchar artificialmente la cifra de negocio y apuntaba a directivos implicados. El escándalo no iba a desaparecer rápidamente.

Y he aquí que en medio del escándalo Softbank decide invertir en Wirecard, a través de un bono convertible de 900 millones de euros. En realidad no fue directamente Softbank ni su polémico fondo Vision Fund, sino que los inversores fueron ejecutivos de alto nivel de Softbank y el fondo soberano de Abu Dhabi (también invesor de Vision Fund), pero todo auspiciado por el fondo japonés. En el pasado ya hemos hablando de Softbank y Vision Fund y de cómo están hinchando la burbuja tecnológica. Últimamente parece que todo lo que tocan se desmorona, como WeWork.

Recientemente se ha sabido que en mitad de todo el escándalo de 2019 en Wirecard consideraron una fusión con el banco alemán Deutsche Bank (DB). Aunque las conversaciones fueron rápidamente cortadas por parte del banco.

La auditoría

En 2020 la caída de Braun como CEO se precipitó. En abril de este año la auditoría especial contratada por Wirecard para frenar el acoso de la prensa (y encargada a KPMG) indicó problemas para acceder a todos los datos que pedían e irregularidades varias. Sin embargo se vendió como no encontraron problemas graves como los indicados en el artículo del FT.

Markus Braun ha sido detenido por la policía acusado de fraude contable y manipulación de mercado

Sin embargo la auditoría habitual de las cuentas, hecha por EY, no iba tan bien. Después de tres ocasiones en las que se posponía la publicación de las cuentas de 2019, el 18 de junio se pospuso por cuarta vez y EY declaró que no encontraban 1.900 millones de euros en su balance. Braun tuvo que dimitir. Desde entonces Wirecard ha perdido en bolsa un 50%, y Softbank ha anunciado que la inversión auspiciada por ellos se asumirá como pérdidas.

El culebrón no acaba aquí, ya que solo hace unos días, el día 23 de junio, Markus Braun fue detenido por la policía acusado de fraude contable y manipulación de mercado.

Y más recientemente Wirecard ha perdido el control de su filial bancaria, Wirecard Bank AG, debido a que el regulador alemán lo ha intervenido para impedir que use sus fondos para tapar agujeros del grupo. El banco de Wirecard es el que han usado muchos neobancos para tener las cuentas de sus clientes (por ejemplo N26 antes de lograr tener licencia bancaria propia hace casi cuatro años).

Estamos ante un nuevo fraude contable empresarial que en esta ocasión había llegado a lo más alto (el índice DAX de Alemania). Esta vez no ha sido destapado por un grupo de inversores bajistas (como en el caso de Gowex) ni por quedarse sin caja para seguir mintiendo, sino por una investigación periodística que hizo que los auditores fueran, por fin, diligentes.

Imagen | wuestenigel

-
La noticia Wirecard es el primer gran escándalo financiero de una fintech, esta vez en Alemania fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Alejandro Nieto González .

Ver Noticia Completa

12

Los ciber-punks de los 90 llevaban razón: se demuestra que la erosión de nuestras Socioeconomías y democracias va acabando con todo

jueves, 25 junio 2020 01:00:23

Los ciber-punks de los 90 llevaban razón: se demuestra que la erosión de nuestras Socioeconomías y democracias va acabando con todo

En los años 90, con la llegada de Internet y todas las futuristas puertas que abría, irrumpió en la escena internacional un fuerte movimiento ciber-punk, que visionariamente supo ver un doble filo en toda aquella nueva tecnología que, como cualquier otra herramienta humana, podía traer incontables ventajas, o terribles consecuencias, dependiendo de cómo fuese usada. Casi tres décadas más tarde, todos somos conscientes de los logros conseguidos, pero también toca recapacitar y hacer inventario de las amenazas que se han materializado.

Y no, resulta que aquellos ciber-punks no iban nada desencaminados en sus temores, y nuestro mundo de hoy en día empieza a parecerse mucho al que ellos dibujaron como potencial distopía a evitar por todos los medios. Parece que estamos condenados a verlas venir, por mucho que algunos las llevemos viendo venir desde muy muy lejos, orwelliano 1984 mediante: con cada día que pasa, ese 1984 que les dibujásemos desde aquí hace casi una década es más real que nunca en nuestro mundo actual. Y los ciber-punks ya lo sabían, no hace una década, sino tres décadas atrás allá por los 90.

Los ciber-punks no eran agoreros: simplemente supieron ver en su particular bola de cristal "techie" las amenazas reales que la tecnología iba a traer

Eye Los Ciberpunks De Los 90 Llevaban Razon Nuevos Hechos Demuestran Que La Erosion De Nuestras Socioeconomias Y Democracias Va Acabando Con Todo 3

En el actual maremagnum de propaganda y de creciente agresividad (por ahora) dialéctica, no duden de que aquellos ciber-punks de los 90 a los que muchos gobernantes decidieron escuchar en su momento (con no muy buenos resultados tras el pasar de varias décadas), hoy en día serían prácticamente linchados por los más agresivos en las redes sociales, colgándoles sistemáticamente etiquetas de “crispadores”, anarquistas, revolucionarios, o subvencionados por los intereses empresariales ocultos tras ellos. Y quién sabe de cuántas cosas más les habrían acusado llevadas al extremo polarizante, tanto de color rojo como azul, a las que siempre recurren aquellos que tienen en sus Timelines más tuits vacíamente pegadizos que ideas críticas, constructivas y realistas. Y oigan, que aquí son bienvenidas ideas de cualquier color, siempre que sean consistentes y que estén debidamente argumentadas, pero lo que a lo que los extremismos aspiran es a la aceptación incondicional de todas sus tesis con sumisión total. El espíritu crítico lo dejan sólo para arrojarlo a la cara a los demás, porque en el fondo les da pavor que miren para sus propios adentros… unos adentros que corren el riesgo de desatarse socialmente en algún momento liberando vaya usted a saber qué.

Tristemente, aquellos ciber-punks hoy mayormente habrían predicado en el a veces estéril desierto de las redes sociales, estéril salvo por los reservorios del espíritu crítico más sano y constructivo que quedan en nuestras sociedades, y de los cuales comunidades ricas (como ésta del Blog Salmón que han formado ustedes) son el mejor y más esperanzador exponente. Pero no se confundan, porque aquel movimiento ciber-punk de los 90 no era de punkies callejeros ni mucho menos, a pesar de lo que podría evocar su nombre hoy en día. Lo cierto es que aquel visionario colectivo estaba formado por una mayoría de los “techies” más “techies” del momento, y no les faltaban ni capacidades técnicas, ni proyección de todo lo que la tecnología iba a significar en nuestros días, y menos les faltaba imaginación para poder concebir las destructivas “ocurrencias” que algunos dirigentes iban a acabar teniendo para instrumentalizar los avances técnicos (en beneficio propio, obviamente).

Y es que, hoy en día, resulta ya funestamente muy real la tríada de visionarias frases con las que Orwell describiera la máximas inquebrantables de la siniestra sociedad del Gran Hermano: “La ignorancia es la fuerza”, “La libertad es la esclavitud” y “La guerra es la paz”. Piensen bien en ellas (y por el mismo orden anterior) la próxima vez que presencien una cadena de bulos por Whatsapp para alimentar la polarización al extremo de nuestras sociedades, una campaña de propaganda foránea dirigida certeramente al corazón de nuestra socioeconomía vendiéndonos el idealismo de otros sistemas todavía más imperfectos que el nuestro (y por mucho), o esas noticias cada vez más violentas auspiciadas por una colección de líderes internacionales cuyo discurso va subiendo de tono y cada vez es más bélico. Por si estos tres jinetes del Apocalipsis orwelliano no fueran poco destructivos, obviamente no podía faltar el cuarto en concordia que añadimos desde aquí, bajo cuyas pisadas tampoco crece la hierba ya nunca jamás. Ese cuarto sería un tan de moda “El interés personal es el bien común”, y que Orwell ya nunca llegó ni tan siquiera a imaginar: la realidad siempre acaba superando incluso a la ficción más visionaria. Y en concreto ese 1984 de Orwell fue precisamente uno de los libros de mesilla de noche de muchos de aquellos idealistas ciber-punks, pero no como ocurre hoy cuando algunos lo tienen como el Dorado (de latón) a alcanzar, sino que aquellos ciber-punks lo tenían como la hoja de ruta a evitar por todos los medios.

Pasadas unas décadas, el necesario balance “control-libertad” sacado a debate por los ciber-punks ha resultado inclinarse hacia…

Eye Los Ciberpunks De Los 90 Llevaban Razon Nuevos Hechos Demuestran Que La Erosion De Nuestras Socioeconomias Y Democracias Va Acabando Con Todo 2

Pues sé que en este apartado no voy a explicarles mucho que ya no sepan, porque todos vemos las noticias y buceamos en las profundidades más insondables de las redes sociales. Tampoco les descubriré nada nuevo si les hablo de diversos libros o cintas distópicas de décadas atrás, que fueron máximos exponentes de esa cultura ciber-punk, como fueron “Blade runner”, “Neuromancer”, “Gunnm”, “Islas en la red”, “La naranja mecánica”, “1984”, “Un Mundo Feliz”, y en otro estilo “La Fundación”, o incluso la más reciente “The Matrix”. Por increíble que parezca, incluso esta última va tomando forma en nuestro mundo actual. En diferentes medidas, todos somos ya medianamente conscientes de estos abismos que se abren ante nosotros, solo que esto a menudo se hace tan sólo exponiendo con indignación la amenaza del extremo opuesto, y pasando vergonzosamente de puntillas sobre la también amenaza del extremo propio. Y como consecuencia de esa ceguera, el discurso en pos de la libertad de acaba quedando en simple “agua de borrajas”. Sea del extremo que sea, cuando llegue ese 1984 en ambos casos será igual de represivo y dañino socioeconómicamente, y será ese pueblo mayoritariamente moderado y equilibrado el que más sufra sus peores consecuencias. Pero nadie estará a salvo de esa pobreza general inducida en la socioeconomía, pues estos procesos tan destructivos siempre acaban trayendo miseria incluso para los acólitos del extremo que finalmente se hace con el poder. Y no digo que no pueda haber parte de razón en ciertos puntos muy concretos de todo extremo, pero aquí lo que criticamos no son todas sus ideas en una improcedente enmienda a la totalidad, sino que lo que nos resulta muy censurable es su crudo extremismo en sí mismo.

Lamentablemente, como la cotidianeidad lo que tiene es que lo normaliza todo, ya hasta nos hemos acostumbrado a los convulsos Telediarios de hoy en día, pero si a nosotros mismos en los 90 nos hubiesen mostrado uno solo de ellos, lo que habríamos visto en aquellos 90 que iba a ser el futuro en 2020 nos habría parecido toda una siniestra distopía. Una distopía que ya tenemos aquí en nuestras vidas. Aquellos visionarios ciber-punks de los 90 se jugaron su credibilidad (e incluso otras facetas más personales de su vida) por tratar de evitar que ese futuro tan distópico llegase a materializarse, y tratando de evitarlo reforzaron conceptos idealistas como la libertad o la privacidad, pretendiendo así también transformar una amenaza evidente en una oportunidad potencial.

Muy a su pesar, los ciber-punks fracasaron estrepitosamente (por ahora), pero los que más hemos fracasado somos la sociedad como conjunto, porque es en este distópico escenario donde todos nosotros ya estamos condenados a vivir, y tal vez incluso hasta morir si la visceral situación todavía va a peor. Y no duden de que esto todavía tiene mucho recorrido, y que puede ir a mucho mucho mucho peor. De nosotros depende, y aún estamos a tiempo de sacar de la primera plana y de los titulares a los políticos agresivos que se nutren de la confrontación y de la violencia social, para meter a políticos humanos de los de verdad (los empieza a haber en todos los partidos). Y esto no va en ningún caso de colores, sino de meras actitudes ante la política y ante el respeto hacia los demás más básico.

En esta ocasión ha sido la disruptiva publicación estadounidense Slate la que ha publicado un inspirador artículo, haciendo balance sobre qué ha pasado en nuestros días con aquellos riesgos que ponían los ciber-punks sobre la mesa. Slate pone muy acertadamente como uno de los catalizadores la sucesión de décadas de erosión gubernamental deliberada de ciertos aspectos de nuestro régimen de libertades, que si bien también ha ocurrido progresivamente en Occidente (con especial intensidad ahora a raíz del Coronavirus), en otros países más orientales ha ido literalmente a una velocidad de crucero. Empezaré por aportar un factor de análisis propio y reciente, y es que las películas ciber-punk de los noventa mostraban dirigentes políticos escoltados celosamente por ejércitos a de hombres armados hasta los dientes. Independientemente de los colores (insisto), y sin entrar en ningún debate sobre las revueltas raciales, al ver las imágenes de Trump escoltado en la mismísima Casa Blanca para resguardarlo en el búnker presidencial ante las escenas de caos social vividas en las calles, o al ver cómo los cuerpos de élite policiales y militares literalmente “barrieron” con gases lacrimógenos a manifestantes pacíficos para despejar el camino de Trump hasta la iglesia de St. John, sólo vienen a la mente aquellas distópicas imágenes ciber-punk de un mundo convulso y dividido. Y dejaremos a un lado las distopías monetarias a futuro (cada vez más presente) que trae la crypto-economía y la virtualización masiva del dinero, que se debate entre traer la libertad monetaria a los ciudadanos, o tener una herramienta más para la hiper-vigilancia pasando ya al control monetario a nivel incluso individualizado.

Pero ya hay a día de hoy muchas más realidades ciber-punk que se están haciendo realidad. La auténtica obsesión de aquellos visionarios con la privacidad y la libertad en la red de redes no pudieron ser más anticipatorias, y hoy asistimos atónicos a cómo la Realidad Aumentada está siendo explotada industrialmente en países “Dictapitalistas” para hiper-vigilar a su población, a cómo se comercia sin apenas coto (en menor medida en la Unión Europea) con nuestros datos personales, a cómo se instrumentaliza la tecnología como arma de conquista económica. Igualmente chocante es comprobar cómo hay países que ya han implantado un sistema de crédito social para asignar una “puntuación de buen ciudadano” a sus sometidos habitantes para acceder a muchos derechos básicos (y más recientemente también a las empresas), o cómo a todos los que nos hayamos cruzado en el camino de ciertas superpotencias nos han espiado masivamente como ocurriera con el escandalazo de la NSA, o cómo la deslocalización tecnológica nos ha puesto en las manos de potencias extranjeras con sus intereses particulares ajenos a los nuestros (especialmente con la crisis del Coronavirus). Finalmente, alcanzamos ya el estado de estupefacción al ver cómo cada día está más al alcance (y en el punto de mira de ciertas superpotencias) la creación genética de una raza de super-humanos que dominaría el planeta, o cómo en China han puesto en producción auténticos campos de “re-educación” de la minoría étnica Uigur en lo que recuerda inevitablemente a una implementación real de la distópica película “La Naranja Mecánica”. Y etc etc etc, con tantas otras siniestras facetas de nuestro mundo actual que han sido catalizadas por una tecnología mal utilizada (que no mala per sé).

Y mención especial merece aquel aspecto del mundo del futuro que los ciber-punks dibujaban como una segunda época feudal, y por el que decían ya entonces que corríamos el riesgo de acabar cautivos de las grandes multinacionales y su poder. Lo exponían como un feudo en el cual un ciudadano como tal poco valdría fuera de la esfera de protección de uno de estos conglomerados empresariales masivos, que harían las veces de señores deuda les, y en el cual las empresas más poderosas acabarían comportándose de forma extractiva del sistema (algo que a veces hacen los propios ciudadanos, por cierto), y donde los más adinerados vivirían por encima de la ley y tendrían además mucho más poder de decisión sobre la socioeconomía. Y eso por no hablar de que hace casi cuatro años ya les analizamos cómo en nuestro panorama socioeconómico estaban surgiendo peligrosos pseudo-monopolios de facto que acabarían vulnerando la libre competencia y perjudicarían al consumidor, un extremo que hoy en día ya es una realidad y que está en diversas agendas políticas. Todo ello es algo que venimos tratando de analizar desde aquí de forma recurrente, por ejemplo haciéndonos eco de las voces que decían que el imperio estadounidense estaría cayendo por esas simas sociales que siempre les hemos expuesto, y proponiendo soluciones constructivas para refundar el capitalismo.

Si quieren saber qué harían los ciber-punks de los 90 para protegerse en esta guerra ciber-social y ante esta ola de autócratas y populistas, miren lo que hacen los que la están provocando

Eye Los Ciberpunks De Los 90 Llevaban Razon Nuevos Hechos Demuestran Que La Erosion De Nuestras Socioeconomias Y Democracias Va Acabando Con Todo 4

Los ciber-punks de los 90 a buen seguro que abordarían la actual y caótica situación tratando de preservar sus ideales más idealistas (por mucho que en cierta medida sean inalcanzables). Y una de sus máximas eran la libertad y los derechos democráticos reales y tangibles, y no esas democracias tenderete en las que el pueblo sólo se defiende airadamente en los eslóganes cada cuatro años, pero que en el mientras tanto es considerado por los propios dirigentes menos pueblo y más populacho. Asumiendo pues la libertad como máxima inquebrantable, y añadiendo a la ecuación el tener que abrazar la tecnología como fuente de progreso, si ahora tenemos en cuenta cómo nos están destruyendo con la guerra ciber-social instrumentalizando internet y las redes sociales, la única solución viable que se puede concebir sería preservar defensivamente nuestro propio espacio de libertades, y esto sólo podría hacerse hoy por hoy erigiendo una internet propia que podamos mantener libre, a salvo de las hostilidades sociales foráneas. Si malo es que la libertad haya perdido al mundo global como espacio de existencia, bueno sería que al menos la preservásemos en nuestro espacio socioeconómico más inmediato, y ya veremos cómo y cuándo tenemos ocasión de exportarla a terceros (el gran error de la globalización).

Si la implementación es buena y se ciñe a los ideales ciber-punk aquí expuestos (y ahí está el verdadero quid de la cuestión), esa internet protegida no tiene porqué redundar en una falta de libertades, sino más bien en todo lo contrario, porque así proliferarían de nuevo esos discursos moderados tan constructivos, que ahora se han callado impactados por la agresividad de los extremos que ha alimentado la propaganda. De esta manera, lo único que así quedaría silenciado en realidad sería el discurso extremista, violento, irracional, pre-diseñado, certero, y dirigido contra nuestros pilares más fundamentales, con el propósito final de destruirnos. Perderíamos así el (por ahora) minoritario discurso extremo, para (re)ganar toda la rica y diversa gama de la escala de grises intermedia. No hay color (pero de verdad). Todo es un balance, también la democracia. Si bien desde aquí siempre hemos expuesto el valor potencial a futuro de cualquier idea (en principio, sea del color que sea), no es menos cierto que, especialmente dada la situación actual, también hay un ineludible balance libertad-control que no se puede soslayar, porque precisamente en ello nos va el poder conservar nuestra propia libertad tan amenazada hoy en día. De términos medios va el asunto, porque si nos dejamos llevar en esto por el extremismo, todas los reflexivos grises intermedios serán ofuscados por los chillones rojos y azules de los extremos más extremos, en una espiral que sólo se realimenta a sí misma, y en la cual un extremo sólo alimenta al otro (miren los titulares de las noticias de hoy en día para comprobar por sí mismos esto último). E insisto, respetamos a los extremos y deben estar ahí de una u otra manera, pero sin justificarlos, una cosa es tener una ideología polarizada en un espectro ideológico alejado del equilibrio, y otra cosa muy distinta es ser un extremista**.

Como demostración de que éste podría ser el camino a seguir (tal vez el único posible), no hay nada más ilustrativo que echar la vista un poco más allá, y observar cómo se están preparando para un posible contra-ataque aquellas superpotencias que empezaron esta guerra ciber-social. Así, es revelador ver cómo en Rusia han blindado literalmente su Internet, demostrando dónde está el verdadero peligro. Tal vez la única defensa posible de Europa sea protegernos como decíamos cortando nuestra internet a la propaganda proveniente de esas potencias hostiles. Pero las mentes de la propaganda ya saben que ése es un riesgo mayúsculo en su guerra ciber-social, motivo por el que (como siempre) van un paso por delante de nosotros, y su nueva propaganda 3.0 ya cuenta con infiltrados y colaboracionistas locales según revelan las primeras “gargantas profundas”](https://www.elblogsalmon.com/entorno/garganta-profunda-revela-secretos-propaganda-demostrando-que-guerra-ciber-social-muy-real-que-esta-destruyendo-nuestras-socioeconomias), que siguen su mismo manual de propaganda, pero que lo hacen respaldándose en la libertad de expresar libremente su opinión como ciudadanos occidentales.

Y es que hoy en día los ciber-punks se tirarían literalmente “de los pelos”, porque además es totalmente incongruente que hoy en día sean los sectores que más agresiva y visceralmente se quejan de la falta de libertades en nuestros sistemas socioeconómicos, los que luego tratan de dinamitarlo vendiéndonos como “ideal supremo” a alcanzar otros sistemas hacia los cuales no admiten ni la más mínima crítica, y en los que sin embargo las libertades y los derechos democráticos no los conocen ni se les espera. Por inconcebible que parezca en el mundo del siglo XXI, y dejando pequeños a los también lamentables campos de detención de otras superpotencias, hoy hay países incluso con campos masivos de “re-educación”, y toda una retahíla de vulneración de derechos humanos fundamentales que les invalida para hacer una crítica tan airada y supremacista de nuestros sistemas, especialmente sin hacer antes ellos mismos ningún tipo de auto-crítica (que resulta absolutamente ineludible).

En un mundo que día a día se vuelve cada vez más convulso, lo cierto es que los ríos han sido intencionada y concienzudamente revueltos por unos pocos pescadores, que aspiran a dirigirlo. Y todo apunta que no habrá mucha opción a discrepancias ideológicas, ni tan siquiera a quejarse de hambre cuando la destrucción que siempre trae la mentira socioeconómica llega a su pleno apogeo. Porque no lo duden, como tristemente ya bien saben por ejemplo los venezolanos que la sufren incluso en situaciones (y pantomimas) extremas, la propaganda puede que llene cerebros y ofusque espíritus críticos, pero lo que es seguro que no quita es el hambre. Y es esa lamentable hambre lo que al final es el único y mejor indicador de que las cosas van catastróficamente mal, y evidencia esos teatrillos político-sociales de mal guión y peor interpretación, en los que todo acaba siendo una burda y ramplona mentira para acallar al pueblo, que es al final el que sufre lo indecible en contraste con la opulencia en la que vive la casta de sus gobernantes.

Eye Los Ciberpunks De Los 90 Llevaban Razon Nuevos Hechos Demuestran Que La Erosion De Nuestras Socioeconomias Y Democracias Va Acabando Con Todo 5

Porque no lo olviden, al igual que, desde que la Historia es Historia, el fin último de toda superpotencia es conquistar el mundo y vivir a costa de los demás países ejerciendo sobre ellos su poder y extrayéndoles sus recursos económicos, igualmente el fin último de (casi) todo pésimo político pasa por el mismo dúo extractivo dinero-poder, pero añadiendo además la pusilánime indiferencia ante las penurias sociales que ellos mismos provocan, y que contemplan allá abajo entre el populacho desde la atalaya de su fortificado palacio, repleto de lujos sufragados por esos sufridos ciudadanos a los que apenas les queda nada. Es anti-ético ejercer la destrucción socioeconómica cuando se estaba avisado de las consecuencias últimas de ciertas políticas sin salida. Es anti-ético, cuando ya sobrevienen las fatales consecuencias, disfrazar la realidad para elaborar un persuasivo relato intragable para los que conservan un mínimo espíritu crítico. Pero ya roza la inhumanidad más absoluta y lo despiadado vivir en la opulencia a costa de aquellos a los que ya poco les queda, cuando los responsables de su escasez y de su sufrimiento extremo son esos mismos dirigentes opulentos. Al final, acaban erigiendo alambradas de espino en sus palacios para protegerse de un pueblo al que tan pasionalmente dicen defender: si eso fuese verdad, las alambradas deberían ser de algodón de azúcar. Y a pesar de todo el lamentable espectáculo, ciertos individuos siguen cosechando millones de votos. El problema es que vivimos en una época de auténticos escultores de mentes a base de cruda propaganda, pero no moldean el famoso “Pensador” de Rodin, sino que las mentes producto de sus golpes de cincel se asemejan más a esas esculturas de Pablo Gargallo cuya técnica escultórica era el vaciado. Toda una distopía ciber-punk.

Imágenes | Pixabay pixundfertig | Pixabay moritz320 | Pixabay TheDigitalArtist | Pixabay 12019 | Pixabay Engin_Akyurt

-
La noticia Los ciber-punks de los 90 llevaban razón: se demuestra que la erosión de nuestras Socioeconomías y democracias va acabando con todo fue publicada originalmente en El Blog Salmón por DerBlaueMond .

Ver Noticia Completa