El Blog Salmón

1

El éxito de Corea del Sur, ¿qué podemos aprender de su estrategia contra el coronavirus?

jueves, 09 abril 2020 01:01:33

El éxito de Corea del Sur, ¿qué podemos aprender de su estrategia contra el coronavirus?

Hoy por hoy, 209 países de todo el mundo han notificado más de 1,4 millones de casos de coronavirus (COVID-19) hasta el 8 de abril. De estos más de 400.000 son de los Estados Unidos (con 12.857 muertes). A los Estados Unidos le siguen países europeos como España, Italia, Francia y Alemania.

El año 2020 no ha tenido una buena racha hasta ahora y la pandemia de COVID-19 es en gran medida la culpable. Mientras que las principales potencias económicas de todo el mundo luchan por contener su propagación, la economía mundial se enfrenta a una recesión que es peor que la de 2008.

Pero, si hay un país que ha sabido combatir la pandemia es, sin lugar a dudas, Corea del Sur, siendo una referencia para el resto de países y, muy especialmente, para España que es el país con más fallecidos por millón de habitantes, con un total de 314.

Total Covid Deaths Per Million 1

Corea del Sur es el ejemplo a seguir

El gobierno de Corea del Sur ha desarrollado hasta el día de hoy la respuesta más efectiva para contener al COVID-19 y, por ello, es el mejor ejemplo sobre cuáles son las politicas idóneas que todo gobierno debería haber emprendido.

Las medidas ejecutadas por el Gobierno han sido múltiples, centradas en los ámbitos de prevención mediante test, un seguimiento de la población y la aplicación del tratamiento.

Si algo hizo bien el gobierno coreano es la realización de unas pruebas tempranas e indiscriminadas como primer movimiento para combatir la infección. El 27 de enero, con únicamente 4 casos conocidos en el país, los sanitarios ya habían solicitado kits de pruebas médicas a múltiples empresas para verificar los casos.

La clave fue la velocidad... En la fase inicial fue el país que más rápido empezó con los test masivos, 20.000 diarios. De ese modo, se ponía freno a la expansión exponencial del número de afectados. Como vemos Italia, a pesar de sus numerosos test a la población, su error fue no llevarlos a cabo en menor tiempo tras los primeros afectados y ahora, se le ha ido de las manos. La misma medida pero en una etapa más avanzada no genera los mismos resultados.

Screenshot 20200409 051211 Chrome

Esta detección tan precoz ha evitado tener que llevar a cabo medidas tan draconianas como el confinamiento total de la población que está viviendo en España.

Las pruebas fueron seguidas por un extenso seguimiento y localización de la población surcoreana. Una vez que se confirmó un caso, las autoridades rastrearon las historias de movimiento del paciente y rastrearon a las personas con las que habían contactado.

Se llegaba a tal punto que las autoridades trabajaban con los gobiernos locales para examinar las imágenes de las cámaras de seguridad, los datos de los teléfonos y los registros de las tarjetas de crédito para registrar, hasta el último minuto, los viajes y contactos anteriores de los pacientes.

El gobierno también ordenó y alentó formas innovadoras de compartir esta información. Utilizó una aplicación de rastreo GPS para supervisar los movimientos de los pacientes en tiempo real y penalizar a los que rompían la cuarentena.

Además, invitó a las empresas a desarrollar aplicaciones que visualizaran los datos de ubicación de los pacientes (con un perfil anónimo para no vulnerar su privacidad) y los hicieran más accesibles al público. Una de esas aplicaciones, llamada "Corona 100m",alertó a los usuarios cuando llegaron a menos de 100 metros del paradero reciente de un paciente con coronavirus.

Corona Map Una De Las Apps Usadas En Corea

Simultáneamente, los pacientes se clasificaron por nivel de riesgo: asintomáticos, leves, graves o críticos, y se los trató en consecuencia. Los pacientes de mayor riesgo, incluidos los ancianos y los enfermos graves, fueron hospitalizados. Por el contrario, los pacientes de bajo riesgo, como los jóvenes y aquellos que muestran síntomas moderados o nulos, fueron enviados a instalaciones prestadas por compañías como Samsung y LG.

En lo que se refiere al tratamiento, también se clasificó. Desde el aislamiento total en salas de presión negativa con combinaciones de agentes antivirales y antibióticos hasta la monitorización simple.

La estrategia de tratamiento diferenciado resultó efectiva. Si utilizamos los últimos datos del 8 de abril, el total de infecciones era de 10.384, y el número de fallecidos de 200, lo que significa una tasa se mortalidad del 1,9%, la más baja del mundo. El país asiático ha registrado alrededor de 100 o menos casos nuevos diarios durante más de tres semanas.

Coronavirus Cfr 1

La economía surcoreana no evitará la crisis

Todas las medidas anteriores han permitido reducir el impacto potencial del COVID-19 en la economía surcoreana, aunque ello no significa escaparse de la crisis. Y es que por muy bien que lo haya hecho Corea del Sur, en una economía global, las cancelaciones de pedidos provocadas por las interrupciones de la cadena de suministro y el debilitamiento de las ventas, especialmente en China, el Japón y los Estados Unidos pasan factura.

Al igual que le sucedía a la economía española, la economía surcoreana sufría una desaceleración porque se enfrentaba a importantes vientos en contra dada la lenta demanda global en general, una desaceleración cíclica previa al virus en China, así como desafíos para el sector crítico de semiconductores debido a los bajos precios y una guerra comercial con Japón.

El año 2020 pintaba bien para Corea del Sur que había estado esperando una mejora económica con la calma de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las proyecciones de una recuperación de los precios de los semiconductores y la disminución de las tensiones de Japón.

Las proyecciones para el crecimiento del PIB de Corea del Sur en 2020 se situaron en 2,3% a principios de año, pero ahora el banco central surcoreano proyecta que la economía caerá un 2,1% debido al virus.

Screenshot 20200409 024002 Chrome

Comparativamente, en España, el año pasado se creció a un ritmo del 2% y el crecimiento esperado para este año inicialmente era un recorte de cuatro décimas hasta el 1,6%. Pero todo ello quedaría descartado, con la crisis del COVID-19 ya se habla de recesión de un elevado grado de intensidad... En un escenario base, las estimaciones ubican la caída del PIB en un 5%, aunque en un escenario más extremo podríamos llegar al 9%, según ha publicado la CEOE.

Obviamente, cuando el confinamiento es total para la población como se ha aplicado en España, conlleva un impacto económico grave. Ese escenario lo ha podido evitar Corea del Sur, y por ello, las estimaciones existentes de recesión son tan dispares.

-
La noticia El éxito de Corea del Sur, ¿qué podemos aprender de su estrategia contra el coronavirus? fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Marc Fortuño .

Ver Noticia Completa

2

¿Habrá normalidad económica tras el confinamiento?

miércoles, 08 abril 2020 01:01:26

¿Habrá normalidad económica tras el confinamiento?

Si no tenemos una nueva extensión en el Estado de alarma existente, el próximo 26 de abril finaliza el confinamiento que ha paralizado a la población española y, consecuentemente, la actividad económica del país, salvo las cadenas de suministro de bienes de primera necesidad.

Es el momento de empezar a valorar escenarios más allá de la situación presente y si la economía española será capaz de volver a la normalidad o, como mínimo, a una dinámica semejante a la anterior del estado de alarma.

Obviamente, después del confinamiento, el proceso de vuelta a la normalidad será un proceso lento y progresivo que se dilatará en el tiempo que dependerá del ritmo de propagación de la enfermedad.

Por ahora, España ya se encuentra estabilizando el número de casos por día, tras más de dos semanas de un confinamiento que se ha ido endureciendo. Estamos viendo que se está reduciendo el número de nuevos casos, aunque los casos totales ya representan 140.510 y los fallecidos 13.798, una relación del 9,7%.

Screenshot 20200408 052904 Chrome

Recuperar la normalidad... Los sectores masificados deberán afrontar

Todo parece indicar que tras el final del Estado de alarma, la vuelta a la normalidad no será un proceso inmediato debido a los factores de riesgo existentes, y que se tratará de evitar multitudes. El objetivo es que el número de nuevos casos vaya menguando y por lo tanto, exista una estabilidad de la enfermedad para que el sistema sanitario deje de estar saturado.

Existen múltiples variables a tener en cuenta que se irían valorando sobre la marcha... ¿los españoles dispondrán de medidas de identificación y prevención a su alcance? ¿el sistema sanitario estará lo suficientemente reforzado para dar una respuesta efectiva? ¿Qué partes de la economía se podrán poner en marcha y de qué manera?

A día de hoy, se desconocen las medidas que se llevarán a cabo tras el confinamiento, pero muy probable que cuando llegue el momento deseado se vayan atenuando las restricciones. No obstante, debido a que el criterio es evitar masificaciones o concentraciones, muy probablemente el sector del turismo y ocio va sufrir un daño considerable ante el proceso de normalización.

Esto es de suma importancia para ver las consecuencias finales que pueda trascender en la economía española. Hay que tener en cuenta que hoy el turismo se ha convertido en el sector que más riqueza aporta a la economía, con un total de 176.000 millones de euros, lo que representa una aportación al PIB español del 14,6% y una generación directa de 2,8 millones de empleos.

Por lo tanto, el sector más importante de la economía española no solo ha recibido un frenazo durante el confinamiento sino que tras su finalización el proceso de recuperación será muy gradual, afectando muy negativamente a la economía española.

De hecho, desde la patronal Exceltur, se apunta que la crisis del coronavirus podría tener un impacto de 54.733 millones de euros en el PIB turistico español durante 2020, en otras palabras, quedaría afectado el 32,4% frente a los datos del año pasado. No obstante, esta cifra debería ser matizada porque 15.595 millones se corresponderían a actividades indirectas como por ejemplo proveedores o agentes relacionados con el turismo.

La hostelería es un claro ejemplo de los que puede suceder. España es un país de bares, el mayor en densidad por población del mundo, con un total de 183.306 bares (dato INE 2018). En un proceso gradual para la vuelta a la normalidad, no es de extrañar que se imponga algún tipo de aforo limitado a los establecimientos como medidas de prevención. Por ello, a pesar de la reapertura, muchos de ellos seguirán siendo no rentables y no saldrán los números para abrir.

Bares

El espejo de China al que estar atentos

De la misma manera que el mundo ha observado las experiencias de China para frenar la propagación de COVID-19, las acciones para restablecer la actividad comercial normal podrían ser un ejemplo útil para otros países más adelante tras el descenso del número de nuevos casos. Las nuevas infecciones diarias han estado por debajo de 100 durante la mayor parte de marzo.

Screenshot 20200408 014009 Adobe Acrobat

A pesar de que el gobierno chino ha tenido un control más estricto de la economía que la mayoría de los países grandes, podríamos establecer una comparativa de España con las provincias de Wuhan y Hubei en las que estaban abiertos establecimientos de primera necesidad durante la parálisis de la población y cómo ha repercutido en China.

Durante este tiempo se ha producido un desplome de la actividad económica como esta sucediendo en occidente en estos momentos. En enero y febrero combinados, la producción industrial cayó un 13,5% en el interanual, las ventas al por menor un 20,5% y las inversiones en bienes de capital un 24,5%.

La economía china sigue estando lejos de los niveles de actividad normales, un mes después de que se relajaran las restricciones de la cuarentena. A día de hoy, es probable que el camino hacia la recuperación en China sea lento y desigual, ya que se prevé que las medidas de contención sin precedentes perjudiquen el sentimiento empresarial y la confianza de los consumidores tanto en el país como en el extranjero.

La economía china está tardando más de lo previsto en volver al nivel anterior al brote de COVID-19. El sector industrial está liderando el el auge, con grandes fabricantes que reportan operaciones casi normales. Las empresas más pequeñas, sin embargo, están luchando con la escasez de personal y la falta de demanda.

La creciente inseguridad de los ingresos, así como la persistente preocupación por el virus, están impidiendo una fuerte recuperación de las actividades del sector del consumo y los servicios. Dada la participación dominante del sector de los servicios en la economía, al igual que sucede en la economía española (68% del PIB español), se espera que el ritmo general de recuperación sea más lento esta vez que después de la crisis financiera de 2008.

En en siguiente gráfico vemos un mix de indicadores como la evolución del consumo de carbón, venta de casas, volumen de pasajeros e ingresos de la taquilla, siendo estos dos últimos indicadores los más hundidos y que reflejar un avance muy lento.

Screenshot 20200408 065351 Adobe Acrobat

En China, el crecimiento estimado del FMI para este año inicialmente era del 6%, ahora el consenso pronostica el crecimiento más bajo en décadas, con un 1,4% para este año.

Screenshot 20200408 015952 Adobe Acrobat

En China las pymes representan más del 80% del empleo total en China (en España el 66% del total) pero hoy tienen una turbia perspectiva proyecta una sombra sobre la confianza de los consumidores. No solo hay millones de trabajadores que siguen esperando su compensación salarial para el período de cierre, sino que muchos de ellos corren el riesgo de ser despedidos durante el proceso de recuperación.

El impacto que ha causado el coronavirus es otro obstáculo para el consumo y el sector de los servicios. Un dato importante para España, es que sectores en el que existe una multitud concentrada como el turismo, los cines y deportes, funcionan un 70% por debajo de su capacidad normal. Y no es probable que esto cambie hasta que el gobierno declare una contención completa del brote.

-
La noticia ¿Habrá normalidad económica tras el confinamiento? fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Marc Fortuño .

Ver Noticia Completa

3

El empleo en EEUU se despeña por el Coronavirus más que en ningún otro país del mundo desarrollado, augurando otra Gran Depresión

martes, 07 abril 2020 01:01:20

El empleo en EEUU se despeña por el Coronavirus más que en ningún otro país del mundo desarrollado, augurando otra Gran Depresión

España está indiscutiblemente presente en el podio más siniestro de la mala gestión de una pandemia que las cifras muestran que está afectando a nuestro país de forma mucho más grave que a otros países de nuestro entorno.

Pero eso no quita que no haya otros países del mundo desarrollado que no estén sufriendo lo indecible, y donde incluso lo peor aún está por venir. Uno de esos países es Estados Unidos, y allí el impacto ya es severo no sólo en términos socio-sanitarios, sino también en el plano económico: el empleo de EEUU se ha despeñado más que en ningún otro país del mundo desarrollado.

España lleva el tema del Coronavirus injustificadamente mal, pero hay otros países que también están padeciendo insufriblemente

El Empleo En Eeuu Se Despena Por El Coronavirus Mas Que En Ningun Otro Pais Del Mundo Augurando Otra Gran Depresion 2

No sólo son España e Italia los países más perjudicados por la terrible pandemia del Coronavirus, sino que, conforme la plaga vírica se extiende por el mundo, la gravedad del impacto sanitario y socioeconómico se revela mayúsculo también para otros países. Y ello sin negar la obviedad que arrojan las cifras de que España e Italia son ahora mismo los países que peor parados salen de todo este siniestro asunto, padeciendo una gestión que evidentemente no ha sido nada buena a la vista de las cifras: incluso contando con la disparidad de criterios, los órdenes de magnitud son muy distintos en términos relativos.

Lo más sangrante se evidencia tras el necesario análisis comparativo con otros países que sí que están gestionando con éxito esta crisis socioeconómica, y a los cuales además ya teníamos como ejemplo que deberíamos haber seguido cuando aún estábamos a tiempo de minimizar esta terrible catástrofe. Y todo esto meramente con las cifras oficiales en la mano, puesto que hay estudios de investigación como el del Imperial College de Londres (que fue la institución que propició con otro de sus informes el brusco giro en la gestión de Johnson) que apuntan a que en España las cifras reales superan (y por mucho) a las oficiales, y que tendríamos en realidad entre 6 y 7 millones de contagiados.

Sin embargo, entre esos otros países que despuntan ya también como grandes afectados por el COVID-19, destacan por (des)méritos propios unos Estados Unidos y un Reino Unido donde Johnson sorprendió a propios y extraños con una inconcebible gestión de la pandemia que tuvo que rectificar y desdecirse a marchas forzadas, y que le ha llevado incluso a él mismo al hospital afectado por la enfermedad; y su evolución no es lo que se dice buena, puesto que ayer mismo Johnson ya pasó a la UCI.

La gestión de Trump de la pandemia en su territorio tampoco ha sido precisamente buena, y en un inicio menospreció categóricamente el riesgo potencial del virus y no tomó apenas medidas, habiendo tenido Trump también que rectificar y re-rectificar en sucesivas ocasiones. Pero, al contrario de lo que nos ha ocurrido en otros países con una cierta dosis de discurso único e inapelable sobre la gestión de la pandemia (algo inaceptable que tras demasiadas semanas por fin el gobierno se ha visto forzado a enmendar, y donde la versión oficialista no encaja con la sucesión de los acontecimientos ni con los datos disponibles públicamente, sin embargo en EEUU se ha levantado una agria polémica nacional en torno al tema, con artículos periodísticos que atacan de forma directa y meridianamente clara al propio presidente, dictando una sentencia condenatoria sobre su gestión de la pandemia, y haciendo una vez más todo un alarde del gran nivel de periodístico y de capacidad de auto-crítica de los que (todavía) pueden enorgullecerse al otro lado del Atlántico.

El caso de Estados Unidos sitúa su impacto económico actual entre los más graves del mundo desarrollado

El Empleo En Eeuu Se Despena Por El Coronavirus Mas Que En Ningun Otro Pais Del Mundo Augurando Otra Gran Depresion 1

El caso es que la polémica en EEUU va mucho más allá del mero plano sanitario, lo cual no es ni mucho menos poco en aquel país, especialmente tratándose de una socioeconomía en la que la sanidad tiene sus (muy) grandes deficiencias. Simplemente decir en este sentido que el Coronavirus no ha hecho sino poner en primer plano esas asimetrías y desigualdades socioeconómicas de EEUU que desde aquí siempre les hemos analizado (y por las cuales abogábamos por una necesaria refundación del capitalismo). Así por ejemplo, millones de estadounidenses sin una adecuada cobertura sanitaria se van a ver abocados a una situación extrema frente al Coronavirus: los servicios sanitarios por el funesto virus les van a costar en torno a la friolera de 75.000 dólares por paciente (al que los tenga, claro está, que no olvidemos que estamos hablando de las personas sin una adecuada cobertura sanitaria, lo cual es así principalmente por motivos económicos). Ni qué decir tiene que carecer de recursos económicos para sufragarse el ingreso hospitalario por Coronavirus puede tener sus graves implicaciones incluso sobre la mera contención de la pandemia a nivel nacional.

Pero abrazando un aspecto mixto de esa Socioeconomía que acuñamos desde aquí como nuevo concepto híbrido, también se han levantado polvaredas en la cuna del capitalismo acerca de cómo el Coronavirus está afectando gravemente a la economía, y peor que parece que va a ser en el futuro. De hecho, según el New York Times, EEUU está arrojando las peores cifras del mundo desarrollado en cuanto a “reajustes” laborales se refiere, augurando unas cifras macroeconómicas que bien podrían acabar siendo equiparables a aquellas de la funesta Gran Depresión de la primera mitad del siglo XX.

Así, sólo en la semana que fue del 15 al 21 de Marzo, en Estados Unidos nada más y nada menos que 3,3 millones de trabajadores solicitaron la prestación por desempleo. La proyección a futuro que arrojan estos datos iniciales es que la virulencia económica del Coronavirus haría alcanzar una tasa de desempleo del 30% en el segundo trimestre de 2020. Como ven, las cifras son absolutamente noqueantes, y especialmente dolorosas en un mercado laboral como el de EEUU, donde los trabajadores están mucho más desprotegidos legalmente y en prestaciones frente a este tipo de calamidades económicas tan destructoras de empleo, y donde además las redes de contención socio-familiares no son ni mucho menos tan fuertes como por ejemplo en los países latinos. Y por cierto, que ahora se demuestra la capacidad de anticipación que determinados países como Rusia tuvieron hace ya meses, cuando se pusieron a vender dólares y comprar oro como si no hubiese un mañana; un país en el que, además, esta crisis coge a las empresas rusas con sus reservas financieras al máximo.

Pero no se puede vivir sólo en el hoy, y hay que contar también con el impacto en el mañana

El Empleo En Eeuu Se Despena Por El Coronavirus Mas Que En Ningun Otro Pais Del Mundo Augurando Otra Gran Depresion 4

Los datos publicados son muy claros (“crystal-clear” que dirían los propios americanos), pero hay también que ser objetivos, y tratar de saber ver que, también en lo económico, las cifras que deja tras de sí la destructora estela del COVID-19 hay que matizarlas. Porque el hecho es que en EEUU las cifras del mercado laboral están mostrando la virulencia de la crisis en toda su crudeza,ya que allí las medidas económicas tomadas por la administración Trump no han sido tan contundentes ni intervencionistas como en otros países, en los que directamente se ha prohibido el despido por decreto mientras dure esta situación coyuntural.

Lo que esto puede implicar es que EEUU pueda estar mostrando un desolador panorama económico que aquí tan sólo vayamos a ver en diferido, porque lo que está claro es que la dentellada económica del monstruo de la pandemia la vamos a sentir de una manera u otra, y si en España se han prohibido ahora los despidos por decreto, o bien esos despidos llegarán más adelante (esperemos que sean menos al haber remitido ya la pandemia sanitaria), o bien lo que veremos será una clara tendencia de defunción empresarial porque las empresas no puedan hacer frente a unas nóminas para cuyo abono no están contando con apenas ventas de sus productos y servicios. Al final, el resultado puede acabar siendo el mismo, y la mortalidad empresarial acabaría trayendo igualmente más desempleo, solo que a posteriori mientras se liquidan esas empresas que pasan a mejor (o más bien a peor) vida, y que difícilmente volverán en el corto y medio plazo.

Realmente, no sabría decirles qué es peor, si que se pierdan directamente los empleos y se conserven las empresas que luego pueden volver a generarlos, o que se conserven los empleos y se pierdan muchas empresas que ya no van a generar empleo nunca jamás. No es una disyuntiva fácil ni con resolución no traumática, y una vez más parece que la opción más equilibrada y que puede acabar maximizando las ventajas (y minimizando las desventajas) de una y otra opción es esa economía de “Start/Stop” que defendimos desde estas líneas desde el principio de esta crisis, y cuya implementación final en el caso de la economía española no acaba de ser precisamente la más oportuna, y presenta también sus muchos riesgos a futuro. Personal y profesionalmente a un servidor le gusta infinitamente más la aproximación a este concepto que hemos visto en otros países como Dinamarca, y con la que prometen vadear esta crisis mucho mejor que nosotros.

Pero si hay algo de cierto en toda esta crisis pandémica es que para ver sus resultados en todos y cada uno de los países como resultado de sus diferentes aproximaciones, tan cólo tenemos (y podemos) esperar y ver. Sin duda que esas asimetrías socioeconómicas de nuestros sistemas se van a abrir en algunos casos hasta convertirse en simas insalvables, tensionando nuestras socioeconomías fuertemente, e incluso pudiendo perfectamente superar las severas tensiones socio-políticas que sufrimos durante la Gran Recesión, y cuyo precio aún estamos pagando a día de hoy. Y es que, como ya les dijimos hace unos cuántos meses cuando analizamos la crisis que ya se empezaba a cernir sobre nuestras cabezas, y de la cual el Coronavirus sólo ha sido un potente multiplicador, la próxima gran crisis ensancharía fuertemente todas esas asimetrías y brechas, que ya requerían en su momento de esa urgente e ineludible refundación del capitalismo de la que tantas veces les hemos hablado en los últimos años.

El Empleo En Eeuu Se Despena Por El Coronavirus Mas Que En Ningun Otro Pais Del Mundo Augurando Otra Gran Depresion 5

Entendiendo por lado oscuro el que pretende siempre destruir en vez de construir, ahí estará ese lado oscuro barrenando con dinamita cada fisura que se vaya abriendo en nuestro sistema. Mucho me temo, a la vista de la situación, que esa refundación no ha llegado a tiempo (ni siquiera parece que haya acabado de llegar -Coronavirus mediante-): el riesgo no es otro que ahora todo el sistema pueda saltar por los aires. Y en esas podríamos estar ya. Buena suerte a todos con las sacudidas: puede que esta vez su intensidad se nos salga incluso de la escala sísmica.

Imágenes | Photopin Mike Licht modified by DBM under Creative Commons Pixabay geralt | Pixabay Graehawk | Pixabay geralt | Pixabay Clubfungus

-
La noticia El empleo en EEUU se despeña por el Coronavirus más que en ningún otro país del mundo desarrollado, augurando otra Gran Depresión fue publicada originalmente en El Blog Salmón por DerBlaueMond .

Ver Noticia Completa

4

El mercado del alquiler en pleno shock

lunes, 06 abril 2020 03:01:10

El mercado del alquiler en pleno shock

El mercado del alquiler probablemente sea uno de los que más incertidumbre soporta por el confinamiento durante el estado de alarma. Se ha denegado la apertura de numerosos establecimientos comerciales no catalogados como venta de productos de primera necesidad y las propias familias que deben afrontar el pago del alquiler de su vivienda.

Y es que las pymes y autónomos integran muchos costes que siguen presentes y están llevando a los negocios a serias adversidades en un momento de tensión de liquidez. El coste del alquiler en el contrato, es de carácter fijo, lo que complica la situación económica para la viabilidad de la empresa en situación de cese de actividad.

Lo mismo ocurre en el mercado del alquiler de la vivienda. Se está impidiendo la gente trabajar para obtener renta, pero a su vez las necesidades de consumo siguen presentes. No estamos hablando de importes pequeños, el precio del alquiler en España alcanza una media de 674 euros al mes, destacando el caso de las provincias de Madrid y Barcelona con 819 y 769 euros respectivamente.

Hacer frente a la renta del alquiler sin poder abrir el negocio

Muchas empresas se encuentran con una terrible realidad a raíz del confinamiento decretado, sus establecimientos no están catalogados para la venta de productos de primera necesidad y por lo tanto, no pueden proceder a la apertura para obtener ingresos.

Y es aquí donde empiezan los problemas serios tanto para el dueño del negocio, el arrendatario, como el propietario, el arrendador. Se encuentran ambos que ante la imposibilidad de venta, existen problemas de liquidez para hacer frente al pago del alquiler estipulado en el contrato y nace un conflicto entre las partes.

Compra Venta De Inmuebles

En este caso ¿qué soluciones se ponen encima de la mesa? Algunas empresas están optando por diferir el pago durante el tiempo en el que el establecimiento permanezca cerrado, ajustando la distribución de la cuantía en los siguientes meses. La premisa para este acuerdo es que se presupone un golpe coyuntural y que el negocio será capaz de generar flujos de caja en el futuro que permitan hacer frente a la obligación de pago.

Otras soluciones que se proponen sobre la mesa es la revisión del contrato alquiler para ajustar el importe. En este punto se valora que el impacto económico, no es solo un factor coyuntural, sino tiene un alcance estructural que condicionará la evolución de los ingresos y una nueva realidad para el mercado del alquiler.

Desde la parte del arrendatario, algunos ya están exigiendo la exoneración de la cuantía para este periodo, algo que en principio puede parecer difícil de implantarse cuando las partes se han obligado en la prestación de un servicio y el pago de una cuantía, pero hay un supuesto en el que se puede exonerar: En el supuesto de fuerza mayor.

La causa de fuerza mayor (artículos 1.105 y 1.184 del Código Civil) describe una situación sobrevenida por la que no ha sido factible el cumplimiento del contrato. Y es en ese punto que el deudor quedaría liberado cuando la prestación resultare legal o físicamente imposible. Debido a que el confinamiento es un decreto publicado en el BOE, nos hayamos en un factor legal que puede ser utilizado como justificación para aplicar los artículos mencionados.

La complicada situación de las familias que viven de alquiler

El mercado del alquiler de la vivienda ha ganado trascendencia en España en los últimos años y la población que vive en régimen de alquiler es el 22,9%.

Alquiler

La pérdida masiva del empleo, con una expulsión de más de 830.000 afiliados en la Seguridad Social, nos da una idea de la magnitud de las dificultades en la obtención de renta que repercutirá, consecuentemente, el la capacidad de hacer frente el pago de la vivienda de alquiler.

Debido a esta realidad, el Gobierno español aprobó unas medidas de ayuda enfocadas a los inquilinos que atraviesan dificultades, y que según los datos del gobierno estarían dirigidas alrededor de 500.000 inquilinos por las duras consecuencias económicas sufridas.

Estas medidas incluyen micropréstamos a los inquilinos vulnerables que se reembolsarán sin intereses ni comisiones hasta seis años -se incluye un plazo adicional de cuatro años si ha sido imposible en ese tiempo- para aquellos que han sufrido la pérdida del empleo o una reducción de horas, una extensión de 6 meses para los contratos de alquiler que finalizan el 1 de abril de este año y, también, la prórroga de los desahucios hasta seis meses después de finalizar el estado de alarma.

Todas estas medidas recogidas en el Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, no permiten un ajuste en las sobrevaloraciones existentes en los alquileres porque, de algún modo, se está subvencionando los altos precios en las rentas de estos inmuebles en un momento propicio para los ajustes. Al mismo tiempo, si no se puede expulsar a los inquilinos que carecen de una solvencia, lo lógico es pensar en una disminución de la oferta de alquileres, en favor de la venta de vivienda, lo que llevaría a mantener los altos precios en determinadas zonas.

También se ha establecido una diferenciación entre los diferentes propietarios que reciben el alquiler. En un lado, tenemos que los pequeños propietarios, aquellos con 10 pisos o menos. Ellos recibirían el correspondiente pago del alquiler en su totalidad.

Pero, en el lado opuesto, con 11 viviendas o más, nos encontramos a aquellos grandes propietarios con múltiples inversiones en propiedades inmobiliarias, y se establece la opción de reducir el 50% del alquiler del inquilino o bien la reestructuración en 3 años.

Debido a que, según el Ministerio de Transportes Movilidad y Agenda Urbana, se calcula que en una horquilla del 85% y del 90% del mercado del alquiler está en manos de pequeños propietarios, esta diferenciación no tendría un gran impacto dentro del mercado del alquiler.

Como punto positivo tenemos que, por ahora, se retrasa la limitación de los alquileres. Si recordamos, a finales del mes de febrero, el Ministerio de Fomento liderado por José Luis Ábalos, expuso las líneas generales para implantar el índice de precios del alquiler para las zonas tensionadas.

El objetivo de esta medida es controlar los precios del alquiler en aquellas zonas que en los últimos años hayan experimentado subidas de precio desorbitadas como puedan ser Madrid y Barcelona. Se desconocía (y se desconoce) la metodología de cálculo para confeccionar el índice pero los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT, apostaron por implantar el índice en aquellas zonas en las que el coste medio del alquiler superará un 25 o 30% en los ingresos medios de los hogares de los residentes.

Este tipo de medidas al final hubieran incrementado la incertidumbre del mercado del alquiler en un momento de shock, tal y como ha pasado en Berlín. No solo porque la metodología de cálculo del índice pueda diferir de la realidad en pleno shock económico, sino que, para muchos propietarios, la renta obtenida no compensa el riesgo asumido para la amortización de la inversión. Además, una medida de este calado termina discriminando a los perfiles menos óptimo para acceder a la vivienda de alquiler.

-
La noticia El mercado del alquiler en pleno shock fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Marc Fortuño .

Ver Noticia Completa

5

Los bancos españoles no hacen ERTEs, te contamos por qué

lunes, 06 abril 2020 01:01:05

Los bancos españoles no hacen ERTEs, te contamos por qué

Los efectos negativos en la economía por el coronavirus se hacen notar hace semanas. El cierre de la mayoría de negocios y el confinamiento de la mayoría de población está afectando a la mayoría de los sectores y los efectos negativos serán más graves cada día que pase.

Un gran problema de las empresas que no pueden trabajar es la falta de liquidez, ya que no entran recursos por la paralización de su actividad. Por eso, el gobierno decidió ayudarlos a través de los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para que cargaron el principal gastos estructural de una empresa, el sueldo de los trabajadores.

Pero las entidades bancarias no han decidido acogerse a los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

El sector bancario viene de grandes concentraciones gracias a la crisis financiera

El sector automovilístico, el sector del turismo, el sector textil o el sector del transporte de pasajeros son alguno de los tantos sectores que se han acogido a los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), ya que su actividad se ha paralizado en su totalidad, con la consiguiente caída de ingresos y , por tanto, no entra dinero.

Para el sector financiero y, más concretamente las entidades bancarias, durante la crisis financiera vivida en la última década en nuestro país ya hubo una fuerte reestructuración de las plantillas.

La disminución, de los trabajadores en el sector bancario, fue de alrededor un 32 por ciento entre el 2008 y 2018. Esta disminución de trabajadores se debió a que el sistema de cajas de ahorro no consiguió sobrevivir a la presión financiera de entonces, y fueron absorbidas por las entidades bancarias y, así se produzco una disminución del número de sucursales y trabajadores.

Por tanto, a desaparecer las cajas de ahorros, hay que añadirle cómo el sector bancario ha disminuido el número de entidades bancarias con diferentes fusiones, tras la quiebra del Banco Popular y la adquisición por 1 euro por parte del Banco Santander.

La crisis y la digitalización han hecho que tenga menos trabajadores

El sector bancario ha sufrido una fuerte concentración y a esto se añade que las entidades bancarias están viviendo un gran proceso de transformación digital, con esta transformación digital han buscado disminuir costes y adaptarse mejor a los consumidores digitales.

Por la transformación digital de las entidades ha habido más disminución de sucursales en España, que han ido despareciendo durante los últimos años a través de prejubilaciones y diferentes EREs.

Por tanto, las entidades bancarias llevan más de una década realizando reajustes entre sus plantillas, después del inicio de la crisis financiera en 2008, y también los últimos años los consumidores digitales han obligado a las entidades bancarias a cambiar a un modelo de negocio más digital.

Las entidades bancarias están abriendo las sucursales pese la alarma sanitaria con el objetivo que la gente mayor y aquellos que tengan que hacer tramites, aquellos que no están digitalizados, los puedan hacer.

Una de las medidas tomadas por el Gobierno central ha sido poner en marcha líneas de créditos con avales públicos para empresas y autónomos, y las entidades bancarias deben estar abiertas para poderlos gestionar con sus clientes.

Es decir, la prioridad de las entidades bancarias es que circule la liquidez a las empresas, participando en las medidas o paquete contra el coronavirus impulsado por el Gobierno de coalición.

Las entidades bancarias son facilitadoras de los créditos de avales públicos

Las entidades bancarias están tomando medidas internas para evitar que falte la liquidez y así conseguir movilizar los recursos financieros que necesitan. Para esto las entidades financieras están tomando medidas como la suspensión de los dividendos a los accionistas o la disminución de los sueldos entre su cúpula directiva.

La eliminación o disminución de los dividendos ha sido causa de la petición que les ha realizado el Banco Central Europeo (BCE) a las entidades bancarias europeas, pero está en consonancia a reducir el reparto de beneficios. Esto va a permitir a las entidades bancarias contar con un mayor margen para aumentar sus reservas.

Por otra parte, la mayor de las dudas es el tiempo que va a durar las crisis del coronavirus, y de paso cuanto tiempo se va a tardar en recuperarse de los efectos negativos que ha tenido.

Para este periodo de recuperación es preciso que las entidades bancarias reduzcan la morosidad y consigan generar rentabilidad. Las entidades bancarias tienen que tener en cuenta su capitalización y capacidad de respuesta para hacer frente al duro golpe que ha vivido España, y los países afectados, por la alarma sanitaria del coronavirus.

En El Blog Salmón | La banca está en su peor momento, ni el tipo de interés ni las pandemias le ayudan

Imagen | Flickr

-
La noticia Los bancos españoles no hacen ERTEs, te contamos por qué fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Raúl Jaime Maestre .

Ver Noticia Completa

6

Comparar los sueldos de un investigador o un médico con un futbolista es absurdo

domingo, 05 abril 2020 15:24:38

Comparar los sueldos de un investigador o un médico con un futbolista es absurdo

En los últimos días con la pandemia del COVID19 se está hablando sobre los sueldos de los trabajadores de sanidad y los científicos que están investigando una solución para el coronavirus con los sueldos de los futbolistas. También se ha comparado lo que mueve La Liga de Fútbol Profesional con lo que se invierte en investigación. Esta comparación es absurda.

¿Por qué es una comparación absurda? Por muchos motivos. Entre ellos empecemos porque la investigación se paga a de los fondos públicos, mientras que los orígenes del dinero del fútbol son principalmente privados. Y aunque en general todos nos beneficiamos de la investigación, la mayor parte de la población no es como The Big Bang Theory. No estamos pendientes de si un científico consigue publicar su paper en Nature o en The Lancet. Puede que de una u otra investigación salga un nuevo tratamiento para el cáncer, pero la verdad es que la mayor parte de la producción científica es prácticamente imposible de entender paras la mayoría de la población.

El fútbol es una industria de entretenimiento

8310026261_171d5924c1_o.jpg

En general el fútbol y otros deportes que vemos en la TV no son tanto una competición deportiva como un entretenimiento. Personalmente me recuerdan bastante a Hollywood, aunque cuando se filma una película los derechos permanecen y el interés dura más tiempo, que cuando se “hace” un partido de fútbol, cuyo interés decrece con el tiempo.

En España tenemos mucha suerte, en parte por el buen hacer, de que La Liga es una de las competiciones deportivas más importantes del mundo, por su rentabilidad. Por delante de La Liga a nivel mundial sólo están la National Football League (EEUU) la Major Baseball League (EEUU y Canada), la Premier League (Inglaterra y Gales) y la NBA (EEUU y Canadá). Por detrás de La Liga tenemos a competiciones deportivas tan importantes como la National Hockey League (EEUU y Canada), La Bundesliga (Alemania), La Serie A (Italia), la Fórmula 1 (Internacional), La Ligue 1 (Francia). De hecho es más importante La Liga que la UEFA Champions League, de la que el fútbol español es parte. Si nos damos cuenta además La Liga es la primera de estas competiciones que no tiene la ventaja competitiva del idioma inglés.

Además el Real Madrid y Barcelona están entre los equipos deportivos más valiosos del mundo. Entre los cincuenta equipos más valiosos según Forbes, ocupan el lugar tercero y cuarto del mundo. Detrás de los Dallas Cowboys (Fútbol americano) y los New York Yankees (baseball). El siguiente equipo no estadounidense de la lista es el Manchester United, en sexto lugar. El siguiente de Europa continental es el Bayern Munich, en decimoséptimo lugar, de estos cincuenta, sólo ocho no son estadounidenses.

¿Y a mí qué más me da? Pues esto significa que hay muchos puestos de trabajo dependiendo del fútbol en España. No sólo en entrenadores, futbolístas y fisioterapeutas, sino diseñadores gráficos, técnicos de producción audiovisual, abogados, representantes, contables, gestores, traductores… Es decir, tenemos la suerte de que a las puertas de nuestra casa existe una industria de entretenimiento brutal muy bien posicionada en el mundo. Los partidos de fútbol se exportan a televisiones de todo el mundo. Además atraemos a turistas que están deseando ver un partido en los estadios que no han parado de ver en televisión.

Si comparamos el sueldo de un investigador con Cristiano Ronaldo ¿por qué no lo hacemos con el de Tom Cruise? Al fin y al cabo tanto uno como el otro utilizan sus habilidades para vender productos de entretenimiento, una industria que también es necesaria.

Pero sanitarios y científicos deberían de estar mejor pagados…

Medicos Lego

Es cierto que la situación de los científicos en España no es la mejor, mucha de la producción científica nacional se hace en condiciones bastante precarias y muchos de los científicos acaban teniendo que irse al extranjero en búsqueda de financiación, estabilidad y buenas condiciones. Pero eso tiene que ver, en buena parte, al poco interés en la investigación y desarrollo que tenemos en España, especialmente en la investigación.

Por supuesto parte de la culpa viene no sólo del poco interés que se ha puesto en nuestro sistema educativo y de investigación por parte de las distintas administraciones públicas. En algún momento me he quejado que por parte de la Universidad (que debería asumir parte de la investigación) se pueden hacer las cosas mucho mejor. No obstante, en el momento actual no creo que cambie todo teniendo en cuenta el shock económico que va a suponer la actual pandemia.

Aun así, que haya una Liga de Fútbol importante no limita las opciones de los científicos y de los sanitarios de estar mejor pagados y tratados, sino que las incrementa. La actual industria nos permite exportar un producto (retransmisiones partidos de fútbol) así como que haya decenas de otros productos que gracias a eso se puedan vender accesoriamente. Incluso mejora la marca de las ciudades de Madrid y Barcelona, todo el mundo conoce que son las dos ciudades más grandes y eso impulsa a cualquier otra institución que utilice las palabras Madrid o Barcelona en su nombre (hoteles, universidades, moda, etc). Esto genera actividad económica, que pagará impuestos y por tanto acabará proporcionando servicios al extranjero.

En El Blog Salmón | Ayudar a las empresas está bien, pero no deberíamos olvidar a los más desfavorecidos y Regalar dinero a la población, la solución de Hong Kong para la crisis del coronavirus

Vía | Maldita Hemeroteca, Redacción Médica

Imagen | Ludovic_P

Imagen | yonolatengo

Imagen | Nursing Schools Near Me

-
La noticia Comparar los sueldos de un investigador o un médico con un futbolista es absurdo fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Javier J Navarro .

Ver Noticia Completa

7

El nuevo escenario que nos vamos a encontrar post-coronavirus en el turismo y el transporte de pasajeros

sábado, 04 abril 2020 03:00:49

El nuevo escenario que nos vamos a encontrar post-coronavirus en el turismo y el transporte de pasajeros

A día de hoy, muchos de los sectores de la economía en España están castigados por los efectos negativos que ha traído consigo el coronavirus. Los sectores más castigados son el sector turístico y el sector de transporte de pasajeros.

Las limitaciones que se han impuesto en la entrada y la circulación de los pasajeros, así como el cierre de restaurantes, locales de ocio… han sometido a gran presión a muchos pequeños empresarios, pero también a grandes empresas.

La gran incerteza de cuanto tiempo va a durar los efectos del coronavirus

En estos momentos nadie sabe hasta cuando va a durar está situación y existe una gran incerteza ante cuanto tiempo va a durar los efectos del coronavirus, por tanto, es difícil determinar cuando se va a producir la recuperación y la nueva situación que se van a encontrar los negocios cuando abran las puertas o empiecen a movilizar su pasajeros.

El principal efecto negativo que se van a encontrar el sector turístico y el sector del transporte es la reducción de la actividad, ya que habrá una caída en la demanda y, esto conlleva, numerosas cancelaciones de reservas y complica bastante la recuperación de estos sectores.

Lo segundo, si hay menos ingresos, entonces las estructuras organizativas se tendrán que adecuar a la demanda existen. Esto conlleva un aumento del paro debido a que no se podrán pagar los sueldos.

Si se dan los anteriores factores, los recursos financieros de las empresas se verán afectados y su tesorería no podrá cubrir los gastos estructurales, conllevando retrasos en los pagos, problemas con préstamos y se tendrá que recurrir a refinanciaciones. Todo esto conlleva que tampoco podrán hacer frente a sus obligaciones fiscales.

Los efectos económicos van a durar más allá de las alarmas sanitarias nacionales

La situación de alarma tiene como fecha de finalización el 9 de abril en España, en principio, pero la crisis que ha traído el coronavirus no va atener una duración tan corta. Por que digo esto, por que los hábitos de consumo van a cambiar, aunque todavía no sabemos como pero seguro que cambian.

El Gobierno está pensando en imponer un regulación más estrictica, con lo cual, esto afectará al comportamiento de la demanda y cómo se van a prestar los servicios cuando se realice de cara a cara.

Nos podemos encontrar el ejemplo de las ampliación de las medidas de separación entre viajeros cuando se realice un trayecto, con lo que el transporte se verá reducida su capacidad, esto tendrá un impacto negativo en el precio del billete, ya que para los consumidores será más caro.

Otras medidas que pueden afectar a los consumidores es que haya controles sanitarias y el análisis de los movimientos de los clientes para las altas de cruceros o de hoteles, y la modificación de la manera de interactuar con los clientes.

Es decir, una nueva situación que marcará la relación entre los clientes y las empresas y, por tanto, va a marcar el futuro del sector turístico y del sector de transporte de pasajeros. Lo que debemos tener en mente es cómo podremos dar respuesta a la realización de los servicios con mayores controles.

Los efectos durarán menos que en la crisis financiera pero con una transformación del modelo operativo

España y el resto de países afectados con muertes con el coronavirus, que han tenido que paralizar sus economías, han tenido que lanzar medidas de choque para paliar los efectos negativos, pero no son suficientes para salir de la situación que se encuentran.

Un mundo globalizado lo que necesita son actuaciones globalizadas y esto no lo está consiguiendo ni los países que forma la Unión Europea con más de 50 años de relaciones y de trabajo conjunto.

Lo que se necesita es una coordinación en diferentes campos, primeramente que exista más responsabilidad a nivel de los sectores turísticos y de transporte de pasajeros, ya que por una parte de necesita que los diferentes gobiernos coordinen actuaciones transversales y, por otra parte, deben cumplir con las limitaciones impuestas.

Por otra parte, la respuesta global debe ser unificada por el interés común de todos, ya que se deben asumir sacrificios a nivel empresarial, a nivel de los gobiernos y a nivel de los trabajadores.

Por último, un liderazgo unido que a largo plazo para dar respuesta en el nuevo contexto que deberá jugar todos los sectores, que va a supone una gran transformación en la cadena de valor.

Esto quiere decir que nos podemos recuperar antes que con la última gran crisis financiera, pero debemos tener en cuenta que habrá una transformación en el modelo operativo y empresarial, ante los nuevos comportamientos de los consumidores.

En El Blog Salmón | Así está afectando al turismo mundial el coronavirus

Imagen | Flirck

-
La noticia El nuevo escenario que nos vamos a encontrar post-coronavirus en el turismo y el transporte de pasajeros fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Raúl Jaime Maestre .

Ver Noticia Completa

8

¿Habrá rescate para España e Italia?

viernes, 03 abril 2020 03:00:38

¿Habrá rescate para España e Italia?

Tanto la economía española como la italiana no están pasando por su mejor momento fruto de las enormes necesidades presupuestarias derivadas de ofrecer una respuesta sanitaria al ser los grandes focos de propagación del COVID-19. A ello, hay que añadir las consecuencias económicas vinculadas al parón del tejido productivo de las respectivas economías.

Todo este contexto hace que el déficit que nos encontremos para este año será sustancialmente superior a las estimaciones realizadas previamente para ambos países. La pregunta que debemos hacernos es si en este contexto y, especialmente en estos países de referencia, ambos países serán capaces de llevar a cabo una emisión efectiva para hacer frente tanto a los vencimientos de deuda que van surgiendo como a las necesidades de gasto público que se encontrarán en el futuro más inmediato.

Y es que ambos países parten de una complicada situación en materia de déficit y deuda+. España ha sido el numerosos ejercicios el país con mayor déficit de la Unión Europea y su relación entre deuda pública y PIB asciende al 95,5%. Además, hay que señalar negativamente que por primera vez desde 2012 la senda de reducción del déficit público se ha incumplido en 2019 con una subida de 2 décimas hasta alcanzar un desequilibrio presupuestario del 2,7% del PIB.

Screenshot 20200403 042735 Adobe Acrobat

Por su parte, si bien Italia tenía un déficit inferior al español -2,7% frente al 1,6%-, su problema reside en la elevada deuda pública que se eleva hasta el 134,8% del PIB, así como las numerosas dificultadas de corte estructural que llevan a su economía a una posición de debilidad ante un shock externo.

Debido a que tanto Italia como España representan la tercera y la cuarta economía de la eurozona respectivamente, cabe preguntarse si necesitarán algún tipo de asistencia financiera por parte del resto de socios europeos para atender a las necesidades de déficit del presente ejercicio.

Italia: sus dificultades le acercan al rescate antes que España

Si algo puede consolar a España es que Italia se encuentra en una posición más debilitada. Si hay que rescatar un país, sin lugar a dudas, Italia tiene todas las papeletas para coger el primer número del rescate financiero.

Los problemas económicos de la economía italiana no son nuevos sino que es un hecho extendido en el tiempo caracterizados por una falta de competitividad grave que ha anulado las tasas de crecimiento, con cuatro recesiones en una década, una banca caracterizada por una alta morosidad a lo que hay que añadir la suspensión de los pagos de la hipoteca para sus ciudadanos en cuarentena, y una deuda pública del 135%, la segunda mayor relación después de Grecia, que implica una elevada sensibilidad a los shocks externos para afrontar los vencimientos de deuda.

Screen Shot 2019 01 31 At 11 17 23 Am

Todo parece indicar que Italia entra en otra recesión técnica el primer trimestre del año ya que, en el trimestre anterior, vimos un descenso trimestral de la economía del 0,2%. Y, para éste, debemos valorar que la distribución regional de la infección se concentra en las regiones ricas del norte de Lombardía (22% del PIB), Emilia Romagna (9% del PIB) y Véneto (9% del PIB).

Casi Istat

Inicialmente se esperaba que para el año en curso sería capaz de lograr un crecimiento del 1%. No obstante, con el shock económico que sufre a raíz del coronavirus, se han desdibujado las estimaciones anteriores y dejan a Italia abocada a la recesión.

El problema de base para Italia es que es del todo improbable que el débil sistema bancario pueda permanecer solvente o sin problemas de liquidez en las condiciones actuales de bloqueo nacional.

La ratio deuda pública/PIB se encuentra 40 puntos porcentuales por encima de la española. Por ello, la prima de riesgo italiana presenta un diferencial de 200 puntos básicos con el bono alemán a 10 años a pesar de la acción de BCE.

Euf U16xkaa6r4x

En comparación, España ha mantenido unas tasas de crecimiento fuertes en los últimos años, liderando el crecimiento económico de los grandes países de la Eurozona. La situación bancaria ha mejorado considerablemente por los procesos de recapitalización y fusiones, apoyados tanto por las ampliaciones de capital como el rescate de las cajas de ahorros.

España presenta una mejor posición frente a Italia, pero eso no significa que, en un momento de serías dificultades económicas, será capaz de financiar su deuda en los mercados. Sobretodo cuando el Gobierno rompió el año pasado la senda de reducción del déficit público, una gestión que no ofrece confianza para pedir prestado.

Hemos visto en el mes de marzo cómo se perdían 830.000 afiliados a la Seguridad Social, por lo que si se extienden las medidas de confinamiento, el Gobierno español deberá incrementar el volumen de emisiones. Y de no poder llevarlas a cabo, por los altos intereses exigidos, debería asumir un segundo rescate, aunque esta vez no sea para su sistema bancario.

El rescate sigiloso ya ha empezado...

Cuando hablamos de rescatar un país o prestarle asistencia financiera se trata, al fin y al cabo, de rebajar la cuantía de los intereses que debería afrontar en relación al riesgo como emisor, para hacer frente a sus necesidades financieras.

Hay muchas maneras de alterar la percepción del riesgo de un emisor. La más extendida es la que anunció el Banco Central Europeo con un programa de compra deuda valorado en 750.000 millones de euros. La operación es simple, autoridad monetaria amplia su balance creando dinero de la nada, y lo inyecta en el mercado secundario de deuda para que el precio de los bonos suba y relajar así las rentabilidades de los bonos soberanos.

Img 20200403 054540

Para que la intervención monetaria sea lo más amplia posible y reduzca los intereses de Italia y España el BCE ha roto los límites autoimpuestos, podrá comprar deuda de muy corto plazo con un vencimiento de tan solo 70 días y no se aplicará un límite para comprar no más del 33% de la deuda de ningún país en circulación. Si se está interviniendo todas la curva de rendimientos de un bono se trata de un rescate en toda regla.

En total, el plan específico eleva las compras previstas por el BCE para este año a 1,1 billones de euros, y solo las compras recientemente acordadas representan el 6% del PIB de la Eurozona.

Esta medida se trata, a su vez, un regalo a la banca porque podrían esperar una menor rentabilidad de la deuda soberana por la subida de precio de los bonos, y estos beneficios del mercado incrementan inmediatamente su capital.

Pero ¿y si todo falla? Dado que se desconocen las consecuencias finales de esta crisis, han ido surgiendo nuevas propuestas como la de los eurobonos para que Italia y España puedan compartir sus riesgos con los socios. La razón de esta propuesta viene dada porque los países de la UE tendrán enormes déficits presupuestarios este año para combatir la pandemia y sus consecuencias, y países como Italia y España, con perfiles crediticios más débiles que Alemania, deberán poder endeudarse a tipos de interés razonables.

Pero Alemania con el apoyo de Austria y Holanda han dicho que no. Se han opuesto durante mucho tiempo a la emisión de deuda a nivel de la UE por temor a que efectivamente signifique que sus contribuyentes están financiando el gasto de los estados miembros más pobres.

Si todo falla, si la crisis es más intensa de lo esperada, si Italia y España no pueden financiar el alto déficit que se espera este año por los altos intereses exigidos por el mercado, solo quedará una opción, el rescate puro y duro. Aprovechar los 410.000 millones de euros que quedan en el Mecanismo Europeo de Estabilidad, un fondo de rescate establecido para ayudar a los países durante la crisis de la deuda de la UE hace ocho años que iría acompañado de duras condiciones para asegurar la devolución.

-
La noticia ¿Habrá rescate para España e Italia? fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Marc Fortuño .

Ver Noticia Completa

9

El coronavirus ha conseguido que la burbuja de sueldos del sector futbolístico explote

viernes, 03 abril 2020 01:00:38

El coronavirus ha conseguido que la burbuja de sueldos del sector futbolístico explote

El fútbol, como el resto de los sectores europeos, mira con miedo lo que está pasando con el coronavirus en Europa, que tiene paralizado durante semanas a la mayoría de economías.

El fútbol durante las últimas décadas ha sido uno de los sector más lucrativos, que ha ido multiplicando sus ingresos en los últimos años de forma exponencial, y ahora está amenazado por el coronavirus.

La gran duda que surge en las grandes ligas es que si podrán acabar las grandes competiciones nacionales e internacionales, y si se pueden acabar en condiciones va a ser para los clubs y los futbolistas.

A menos partidos menos ingresos y hay que reducir gastos

La crisis del coronavirus ha dañado gravemente las finanzas de los principales clubes europeos. Entidades futbolísticas como el FC. Barcelona, el Atlético de Madrid o el Espanyol ya ha puesto encima de la mesa la realización de ERTES a sus plantillas deportivas y al resto de sus trabajadores.

Claramente a menos partidos o la anulación de estos ha provocado la reducción de los ingresos generados por la venta de partidos, derechos de visualización… reducción sus rentabilidad y, por tanto, su viabilidad financiera.

El efectos del coronavirus ha atacado directamente a los beneficios y las reservas, y esto quiere decir que no pueden pagar los multimillonarios salarios y traspasados de los jugadores que se han venido realizado los últimos años.

La última los ingresos y los gastos se han disparado en el fútbol europeo

En la última década, según datos de la UEFA, los ingresos de las entidades deportivas de fútbol europeo aumentaron en un 80 por ciento, como se puede observar en la gráfica “Evolución ingresos del fútbol europeo de 2009 a 2018”:

Ingresos Futbol Europeo 2009 A 2018

Mientras que los costes salariales se ha multiplicando casi por 2 de 2009 a 2018, pasaron de 7,5 mil millones a alrededor de 13,5 mil millones de euros, como se puede ver en la grafica “Evolución gastos salarios y fichajes de 2009 a 2018”:

Gastos Salarios Y Fichajes Futbol Europeo 2009 A 2018

Como se puede observar en la gráfica ha habido un incremento en el coste de los fichajes de 1,67 mil millones en 2009 a 4,56 mil millones de euros en 2018.

Si se añade los sueldos y los fichajes, en 2018 representa el 85,5 por ciento de los ingresos totales que ha conseguido los clubes durante el 2018, mientras que en 2009 la cifra era inferior, y la proporción era del 78 por ciento.

A causa del coronavirus los clubs europeos han dejado de ingresar entre el 25 y el 30 por ciento de sus ingresos y, por tanto, han tenido que negociar con los jugadores y trabajadores para no ir a la quiebra.

En los últimos años, hubo más ingresos que gastos en los clubes europeos como indica la gráfica “Evolución del resultado neto del fútbol europeo de 2009 a 2018”:

Resultado Neto Futbol Europeo 2009 A 2018

Existen diferentes escenarios para fútbol y ninguno bueno

Existen diferentes escenarios para el fútbol una vez finalizadas las alarmas sanitarias en los diferentes países europeos.

El primer escenario es que se pueda jugar todos los partidos con normalidad, es decir, con el público que asiste al campo, el segundo escenario es que parte de los partidos se jueguen sin público y el tercer escenario es que no se jueguen los partidos.

En el caso que no se jueguen los partidos, el impacto económico en los clubes europeos estaría entre los 3,45 mil millones y 4 mil millones de euros, y puede llegar los efectos negativos para los clubes españoles de 950 millones de euros que se dejan de ingresar por los derechos televisivos, patrocinios, taquillas y merchandising oficial.

Por tanto, si no puede acabar la temporada de fútbol, aunque sea a puerta cerrada, los clubes europeos tienen que recortar sus gastos y estos claramente que son de las fichas de los jugadores y los fichajes que se realizan.

Un efecto negativo inmediato de la crisis del coronavirus será los fichajes de los clubes europeos y, por tanto, se reducirá los importes de estos fichajes o directamente no se negociará ningún tipo de fichaje, ya que los clubs no van a tener recursos económicos. Es decir, los clubes europeos van a ser mucho más precavidos al invertir por la reducción de los ingresos.

Los clubes españoles, en general, tiene una estructura financiera robusta y reservas acumuladas durante años, pero claramente ningún sector está preparado para vivir un golpe tan duro a nivel económico como el golpe que está dando el coronavirus.

Es el momento que los clubes miren si quieren este modelo de negocio

Este paréntesis, por otra parte, permite a los clubes europeos reflexionar sobre el modelo de negocio del mundo del fútbol. El fútbol está habituado a tener siempre periodos de bonanza y grandes inversiones.

Esta interrupción de su actividad, para que ningún sector estaba preparado, expone los problemas del sistema de transacciones multimillonarias, pero es un sector más frágil de lo que parece.

A corto plazo, han bajado los derechos televisivos y, como consecuencia, los jugadores y los entrenadores tienen que ganar menos, es decir, se tendrán que bajar sus sueldos multimillonarios para vivir otra realidad económica.

La situación actual abré la puerta a la reflexión y da una oportunidad a los clubs para cambiar un poco su modelo económico. Un ejemplo es el mercado de traspasos de los jugadores entre los clubes que siempre está vinculado a cláusulas opacas y grandes sueldos, y esto se verá claramente afectado por el coronavirus.

En El Blog Salmón | ¿Por qué el fútbol europeo es tan interesante para el capital extranjero?

Imagen | Flickr

-
La noticia El coronavirus ha conseguido que la burbuja de sueldos del sector futbolístico explote fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Raúl Jaime Maestre .

Ver Noticia Completa

10

El confinamiento destroza el mercado laboral durante un histórico mes de marzo

jueves, 02 abril 2020 10:59:41

El confinamiento destroza el mercado laboral durante un histórico mes de marzo

Ya tenemos los datos de la evolución del mercado laboral en el mes de marzo y, como era de esperar, tanto la evolución del desempleo como el número de afiliados a la Seguridad Social se ha visto fuertemente resentida a causa del confinamiento decretado a la ciudadanía española.

Según los datos registrados en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo, al finalizar el mes de marzo hemos visto una subida de 302.265 nuevos dempleados frente al mes anterior, lo que representa una subida del 9,31%, elevando el paro registrado en 3.548.312 desempleados, unas cifras no vistas desde abril de 2017.

Screenshot 20200402 115227 Adobe Acrobat

Desde el punto de vista de la Seguridad Social, el número medio de afiliados se situó en marzo en los 19.006.760, lo que significa que se han perdido 243.469 ocupados frente febrero, una variación relativa del -1,26%. No hemos visto un marzo tan malo nunca, incluso si valoramos la variación mensual en el mes de marzo de 2009, el descenso fue de 54.489 ocupados.

Screenshot 20200402 114624 Adobe Acrobat

Se rompe la tendencia ascendente en la afiliación media mensual que habíamos visto durante el mes de marzo desde el año 2013.

Screenshot 20200402 114608 Adobe Acrobat

No obstante, si valoramos desde el confinamiento realizado a partir del 12 de marzo, los datos relativos afiliación de la Seguridad Social son más llamativos si cabe y hay que valorar el último dato del mes más allá de la afiliación media para tener, si cabe, un enfoque más preciso de lo ocurrido.

Tal y como podemos ver en la siguiente tabla por días, hasta el 12 de marzo la afiliación era claramente positiva, marcando la pauta positiva de marzo. Pero, a partir de 12 vinieron los problemas y, en el cómputo mensual, el total del sistema de la Seguridad Social ha perdido 898.822 afiliados (-4,65%), y el último dato de afiliados a la Seguridad Social que tenemos es de 18.445.436.

Screenshot 20200402 114701 Adobe Acrobat

Hay que poner un especial enfoque en los contratos temporales que han visto un descenso de 550.651 afiliados con una pérdida del 17,30%, fruto de los numerosos ERTE durante este mes.

La agricultura resiste la oleada de parados

Este confinamiento ha perjudicado a toda la actividad empresarial. No obstante, podemos identificar que el sector de la agricultura, especialmente relevante por la producción de bienes de primera necesidad, ha visto un impacto relativamente menor en la evolución del desempleo.

Por sectores, Servicios e Industria han alcanzado unos datos de desempleo similares a los vistos en el mismo mes de marzo de 2018, con unas subidas desempleo 9,91 % y del 7,76% respectivamente en los datos interanuales. La Construcción refleja unos datos de paro sensiblemente superiores a los obtenidos hace dos años debido a que es el sector que más ha sufrido relativamente el parón productivo con una subida del desempleo del 22,10%.

Screenshot 20200402 115525 Adobe Acrobat

Debido a la fuerte presencia del sector servicios en la economía española ese incremento cercano al 10% se traduce en 225.722 nuevos parados, el 77% del total del paro registrado.

Estos datos difieren mucho de lo sucedido en el sector de la Agricultura, que ha experimentado una subida de desempleo de 2,65%, siete puntos porcentuales menos frente al total, aportando únicamente 4.122 nuevos parados en el mes de marzo.

Screenshot 20200402 115701 Adobe Acrobat

Si en los últimos meses la agricultura había sido perjudicada por la subida del salario mínimo -se trata de un sector caracterizado por una menor productividad-, las circunstancias excepcionales en las que nos encontramos, hacen de este sector un refugio para la conservación del empleo.

Los antecedentes no eran buenos

Como ya hemos reiterado en numerosas ocasiones, partíamos de una debilidad en el mercado laboral fruto del elevado desempleo con una tasa próxima al 14% y, con las subidas del SMI aprobadas que impacto en un ascenso de los costes laborales, se había producido una fuerte de ralentización tanto en la caída del desempleo como el crecimiento de los afiliados a la Seguridad Social.

El punto de inflexión ya lo estábamos marcando previamente. Tal y como podemos observar en la siguiente tabla, en los primeros meses de 2019 la tasa de desempleo se reducía a un ritmo del 5% en base interanual. Con la espectacular subida del SMI del 22,3%, la variación relativa fue menguando hasta una tasa alrededor del 1%.

Screenshot 20200402 122006 Adobe Acrobat

El gobierno tratará de relativizar los datos actuales de su gestión. Pero, lo cierto es que las decisiones de Gobierno de coalición de PSOE-Unidas Podemos habían roto el dinamismo del mercado laboral. Incluso habíamos visto como España era el único país desarrollado que revisaba las expectativas de crecimiento económico a la baja, en un año que inicialmente se preveía un mayor crecimiento a escala global.

-
La noticia El confinamiento destroza el mercado laboral durante un histórico mes de marzo fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Marc Fortuño .

Ver Noticia Completa

11

Los Millennials ponen en jaque a la FED e inutilizarán sus armas anti-crisis

jueves, 02 abril 2020 03:00:36

Los Millennials ponen en jaque a la FED e inutilizarán sus armas anti-crisis

Los “Millennials” son una generación que ha llegado para poner “patas arriba” la mercadotecnia y el marketing más tradicional, diferenciándose claramente respecto a otros grupos de población. Los “Millennials” han forzado a no pocas empresas a reinventarse y transformarse o morir, y al reinventarse les exigen un foco especialmente tecnológico, una mayor sencillez de uso, así como la adopción de “otros” valores más sociales y menos económicos.

Pero hay otra vertiente de los patrones de comportamiento de esta disruptiva generación, y es la que se refiere a sus hábitos financieros. Aquí ya no se trata únicamente de que hayan cambiado la forma en la que las empresas deben diseñar y dirigirles sus productos y servicios, sino que los “Millennials” y sus nuevas formas de entender la vida y las finanzas corren el riesgo de desactivar las propias armas macro-económicas de la FED, obligando también a esta institución y a otras a reinventarse.

Los “Millennials”, una generación atípica y disruptiva en lo económico y lo social

Los Millenials Ponen En Jaque A La Fed E Inutilizaran Sus Armas Anti Crisis 2

Los sociólogos denominan “Generación Millennial” a esa generación nacida entre la década de los años 80 y el cambio de milenio, siendo una generación especialmente importante actualmente por tratarse de las nueva generación que ya está incorporándose masivamente al mercado como adultos. Pero la generación “Millennial” ha marcado un claro antes y un después en lo que a patrones de consumo se refiere. Este cambio en sus preferencias de productos y servicios, en realidad tan sólo refleja un cambio de mentalidad, por el que sus valores y lo que exigen a las empresas a las que compran, son algo que ha cambiado sensiblemente respecto a generaciones anteriores como los “Baby Boomers”, a los que, por cierto, califican con cierto desdén como unos simples “Boomers” que les huelen a ese rancio con el que toda nueva generación suele ver a sus antecesores.

No es la primera vez que desde estas líneas les analizamos algún tema relacionado con esos disruptivos “Millenials”. En el pasado ya les escribimos sobre cómo esta generación estaba revolucionando el panorama empresarial a gran escala, y cómo las empresas que no estaban siendo capaces de verlo a tiempo estaban siendo abocadas a una inevitable defunción empresarial. Entonces ya pusimos de relieve que, en los últimos tiempos, los expertos en marketing y mercadotécnica consideraban a los “Millenials” como una generación más bien revolucionaria, y que se estaba demostrando trasgresora también por su mentalidad. Hasta hace unos meses simplemente se creía que esta generación dejaba de consumir ciertos productos y servicios por sus convicciones, cuando la realidad ha demostrado que realmente lo hacían por motivos radicalmente distintos.

Y es que las conclusiones que arrojaban en aquel análisis nuevos datos y estadísticas revelaron cómo la realidad “Millennial”, que aparecía bajo la superficie en cuanto la economía “ha rascado” un poco bajo sus apariencias más superficiales, ha sido mucho más sencilla que la complejidad generacional que se presuponía hasta ahora. Los “Millennials” parece ser que un nuevo estudio revela que siguen siendo una nueva generación de consumidores natos, lo que les diferenciaba más claramente no era que quisiesen consumir menos, sino que no tenían tanta capacidad de hacerlo como sus predecesores: según nuevos estudios, lo que verdaderamente estaría afectando a estos jóvenes era su menor poder adquisitivo.

Pero sea por lo que fuere, el hecho innegable es que esta generación es distinta al menos en lo que a su práctica consumidora se refiere, y como tal esto tiene un importante impacto en cómo las empresas venden sus productos e incluso en qué productos venden. Pero la cosa no se queda ahí, y esa micro-economía empresarial acaba teniendo una fuerte componente macro-económica que no puede ser ignorada por ningún político, empresario, ni dirigente… Ni tampoco por ninguna autoridad económica que se precie.

Pero ahora los “Millennials” se demuestran atípicos y disruptivos también en lo financiero

Los Millenials Ponen En Jaque A La Fed E Inutilizaran Sus Armas Anti Crisis 3

El también hecho es que las instituciones de primer nivel tampoco pueden ser ajenas a estos cambios socioecómicos generacionales traídos por esta última hornada de ciudadanos adultos, e instituciones como la propia Reserva Federal deberían ir tomando buena nota del mundo que viene y que ya empieza a estar aquí. Así la FED debe tener en cuenta las nuevas “peculiariadaes” de los “Millennials”, a fin de poder transformar su arsenal de armas económicas y que éste siga siendo efectivo, ya que a menudo desde la institución deben recurrir a él y utilizarlo para combatir las crisis y controlar los booms. Y lo mismo aplica para cualquier otro banco central con “Millennials” entre sus ciudadanos.

Hace unas semanas, Business Insider ya nos hizo una síntesis de esas diferencias que marcan los “Millennials” bajo el prisma más financiero. La primera de esas diferencias resulta obvia para cualquiera, y que se trata de la primera generación ya tecnológicamente nativa. No es ya que los “Millennials” hayan adquirido capacidades y destrezas tecnológicas con su formación y desempeño profesional: es que son una generación que mayormente ha bebido de la tecnología desde bastante pequeños, en un proceso que se ha vuelto todavía más acentuado en generaciones posteriores, para las cuales ahora se difuminan fuertemente los límites entre dónde empieza su mundo social físico y el virtual. Así, lo “Millenials” ni conciben tener que ir a una sucursal bancaria a hacer una gestión habitual, y les encantan los nuevos servicios financieros, los bots que te resuelven preguntas, y cualquier otra novedad tecnológica que despliegue su banco y que les aporte una dosis de disruptiva innovación y el servicio que necesitan.

Como también destacaba Business Insider, otra característica de esta generación es que no tienen muchos conocimientos financieros. Según el estudio de PriceWaterHouseCoopers que citan (enlace aquí), sólo un 24% de los “Millennials” tienen conocimientos financieros básicos, y un exiguo 8% los tienen avanzados. Esto obviamente requiere un nuevo enfoque no sólo en la complejidad de los productos financieros que han de ofrecérseles, sino también en la propia forma de dirigirse a ellos a la hora de prestarles servicios financieros y ofrecerles productos bancarios y de inversión. Resulta obvio que, con esta generación, las entidades deben redoblar sus esfuerzos por aportar información sencilla, transparente, y asequible para no entendidos, además obviamente de ofrecer más productos y más sencillos y cotidianos, que aporten soluciones para necesidades financieras más del día a día, y menos de alta especialización como era el valor añadido de bastantes entidades financieras hasta hace unos lustros.

Huelga decir en este punto para divulgadores vocacionales sobre temas económicos, como somos en estas líneas, que también desde aquí deberemos redoblar nuestra capacidad didáctica y de explicar con palabras sencillas temas económicos que, inevitablemente, a veces tienen su inevitable complejidad. Así que, por favor, los más entendidos deberán tener algo de paciencia y a veces leer transversalmente algunos párrafos que para otros son esenciales. Aquí ineludiblemente nos debemos a nuestros lectores, pero a todos ellos en su conjunto, por lo que no podemos hacer otra cosa más que adaptar nuestros análisis para que aporten a un conjunto de lectores cuanto más grande mejor: nuestro cometido más vocacional es divulgar al público más amplio posible. Y esto debemos hacerlo especialmente como nexo a la otra característica que atribuía el enlace anterior a los “Millennials”: presentan una insatisfacción generalizada con su situación económica, lo cual no hace sino confirmar las tesis de nuestro análisis anterior sobre esta generación.

Otros puntos que caracterizan a esta generación es tener un mayor sobre-endeudamiento, lo cual es una peligrosa práctica ante un futuro siempre incierto, y en el cual nunca sabremos la evolución futura de la política monetaria, o de nuestra situación financiera o laboral en particular. Ello les lleva inevitablemente a lo que Business Insider denominaba como una mayor fragilidad financiera, puesto que tienen evidentemente mucha menor capacidad (y previsión) para afrontar futuros envites económicos, de esos que siempre nos aguardan, o una simple hipoteca para la compra de una vivienda habitual (como ya les analizamos también desde aquí).

Estos factores del último párrafo no son ni mucho menos menores, sino que pueden estar íntimamente relacionado con otros aspectos socioeconómicos muy relevantes, como que las generaciones más jóvenes están políticamente muy polarizadas a los extremos (una forma categórica como otra cualquier de encajar su gran inquietud ante el futuro), y que además suicidamente ya valoran cada vez menos el sistema de libertades democrático, lo cual sería un resultado obvio de esa polarización. Y estos dos últimos puntos no auguran nada bueno de cara al largo plazo de nuestras socioeconomías y nuestro bienestar en el sentido más pleno: a lo largo de la Historia, las sociedades occidentales han demostrado que no acaban de poder ser felices sin un sistema de libertades que se precie. Una lección que las generaciones más jóvenes van olvidando, y que les costará sangre, sudor y lágrimas volver a aprender por sí mismas.

Así la FED y otros Bancos Centrales deberían tomar buena nota para mantener la eficacia de sus armas económicas más potentes

Los Millenials Ponen En Jaque A La Fed E Inutilizaran Sus Armas Anti Crisis 4

Y una vez vistas las diferencias que presentan los “Millennials” en el plano financiero, vamos a entrar ya en qué suponen esta para las políticas con las que cuenta la FED para combatir las crisis que sobrevengan (incluida la crisis que ya el Coronavirus nos ha puesto encima, y ante la que fuimos de los primeros medios en advertirles). Hace unas semanas, el New York Times ya nos sacaba a la palestra este tema de los “Millennials” y la FED, que resulta crucial para nuestras socioeconomías del futuro. Uno de los puntos que más destacaba este reputado medio es que esta generación ponía como una de sus metas en la vida retirarse pronto de la vida laboral. A falta de que se demuestre que esto les pueda acabar siendo posible cuando lleguen a la cincuentena (una cosa son los planes, y otra lo que tengas capacidad de hacer), lo cierto es que, si finalmente lo hiciesen, a la FED le quedaría un margen de actuación sensiblemente menor, en lo que podría convertirse en toda una febril pesadilla para una FED que perdería una de sus armas actuales más eficaces.

Porque el hecho es que ese objetivo los “Millennials” lo tienen como Meca a alcanzar, y obviamente, mientras sus finanzas del día a día se lo permitan, van a esforzarse por tratar de conseguirlo. Así, los “Millennials” podrían empezar a convertirse en unos ahorradores natos y en cantidades importantes (al menos para su estándar de economía personal o familiar), lo cual no sólo tendría un impacto en el consumo, sino que también reduciría enormemente la efectividad de las políticas monetarias de la FED. Realmente, este punto entraría en conflicto con la característica de que sean una generación sobre-endeudada como destacaba Business Insider, pero una cosa es la situación financiera de esta generación con los 20 y 30 años que tienen ahora mismo y sus salarios actuales de entrada al mercado laboral, y otra cosa muy distinta es qué harán con su dinero conforme sus ingresos vayan evolucionando acordes a su experiencia y madurez laboral. Ahí es donde está el verdadero reto de la FED. Y que conste que desde aquí consideramos el sobre-endeudamiento una auténtica lacra tanto a nivel macro-económico como personal, y en ningún caso abogamos por él como herramienta intrumentalizable por la FED, sino como un reto en caso de que el panorama socioeconómico y financiero cambie con los “Millennials”.

Porque es que, si los “Millennials” acaban disponiendo de buenos ahorros en la cuarentena y cincuentena que atesoran para afrontar una pronta retirada del mercado laboral, resulta obvio que recurrirán a ellos cuando quieran realizar alguna compra importante (aunque sea para luego volver a ahorrar), en vez de pedir un crédito y endeudarse. La forma en la que instrumentaliza la FED los tipos de interés es que los ciudadanos tengan créditos concedidos y deudas, que le permiten a los Bancos Centrales forzar a los prestatarios a apretarse el cinturón para enfriar la economía subiendo unos tipos que les restan ingresos por pasar a pagar mayores intereses, o por el contrario pueden incentivar el consumo y el gasto al relajar su política monetaria y hacer los créditos más asequibles y aportar ingresos extra por el abaratamiento de créditos ya concedidos como los hipotecarios. Nada de esto funcionaría con la eficacia con la que lo hace en la actualidad, de probarse cierto que los “Millennials” van a ser ahorradores netos en la época de máximo esplendor de su carrera laboral (y de sus sueldos). Y no es un tema ni mucho menos menor, puesto que obligaría a rediseñar (si es que es posible) desde cero el papel de los Bancos Centrales y su intervención para regular la economía.

Las implicaciones no son pocas, puesto que si la FED no encuentra un arma monetaria anti-crisis alternativa, el resultado es que acabaremos una situación que se realimenta así misma. Así, el círculo más vicioso podría consistir en una espiral sin salida no traumática en la que los “Millennials” ahorradores deprimirían con su ahorro masivo el consumo, lo cual reduciría el crecimiento del PIB, la FED bajaría los tipos para reactivarlo sin éxito, y además los “Millennials”, conforme se fuesen retirando prematuramente del mercado laboral, impactarían en este reduciendo drásticamente una fuerza laboral que ya para entonces augura con ser escasa, reduciendo aún más el potencial de la economía, y representar un problema productivo dada la pirámide de población y las proyecciones que arroja a día de hoy.

Eso por no hablar del impacto mayúsculo sobre unos sistemas de pensiones que, la verdad, habrá que ver si para entonces garantizan algo mínimamente digno, porque lo cierto es que lo más probable es que no lo hagan. Este panorama de la inviabilidad del sistema de pensiones no hace sino reforzar la tesis del escenario del ahorro masivo de estas generaciones en el futuro, puesto que deberán ellos mismos asegurarse los ahorros para una pensión que promete ser exigua en el mejor de los casos de no cambiar radicalmente las cosas. La realidad es que no parece que la prejubilación anticipada de tantos “Millennials” vaya a ser viable para el conjunto de la economía en ninguna de sus facetas, o sea que habrá que ver qué hacen nuestros políticos para vadear este charco económico: igual optan por secarlo directamente e impedir “por las bravas” la prejubilación prematura. O eso o finalmente adoptan la solución de que los robots coticen socialmente como fuimos los primeros en proponer desde estas líneas antes que la Comisión Europea o Bill Gates: cada vez parece que quedan menos opciones para mantener nuestro sistema de bienestar rodando, y en algún momento el Pacto de Toledo y similares deberán desbloquear la situación de los robots que cotizan (que sí, la idea llegó hasta allí).

Los Millenials Ponen En Jaque A La Fed E Inutilizaran Sus Armas Anti Crisis 5

De no hacerlo los políticos, entonces deberá ser la propia FED la que deba saber a la altura del reto, y se enfrentará a la misma disyuntiva que tantas empresas e instituciones de transformarse o morir, puesto que a lo que se arriesgan en su caso es ni más ni menos es a perder la capacidad de control y que ya no puedan dirigir la economía como debieran, resultando en que ya sólo acabarían disponiendo de un timón roto para capitanear el barco económico por las siempre turbulentas aguas económicas. Y un barco mal dirigido sólo puede ser conducido, o bien a naufragar en alta mar en medio de cualquier marejada de esas que nos traen los “cisnes negros”, o bien a encallar contras las escarpadas rocas que siempre aguardan en la costa cuando se trata de llevar el barco a buen puerto. En cualquier caso, evitar el naufragio es lo que deben intentar hacer por todos los medios (mientras los tengan), y han de hacerlo tanto para enfrentarse a las crisis venideras, como para poder salir de ellas y devolvernos a todos (los que quedemos por entonces) a puerto más o menos seguro. Pero para ello es esencial que la nave pueda ser dirigida, además de que lo hagan de forma adecuada (dejo a su elección qué se entiende por esto). Timones son amores y no buenas razones.

Imágenes | Pixabay Pexels | Pixabay 2649771 | Pixabay nattanan23 | Pixabay WikiImages | Pixabay hmauck

-
La noticia Los Millennials ponen en jaque a la FED e inutilizarán sus armas anti-crisis fue publicada originalmente en El Blog Salmón por DerBlaueMond .

Ver Noticia Completa

12

Así son los permisos retribuidos por el coronavirus que han aprobado otros países

jueves, 02 abril 2020 01:00:34

Así son los permisos retribuidos por el coronavirus que han aprobado otros países

Durante la semana pasada el Gobierno aprobó nuevas medidas a nivel laboral sobre la paralización total de la actividad económica por efectos del coronavirus, menos aquellas que se encontraban como esenciales en el Real Decreto, hasta el 9 de este mes.

Para estos días de paralización el Gobierno de coalición decreto que los trabajadores cobrarían un permiso retribuido recuperable por los días que quedan de la alarma sanitaria por el coronavirus.

Las horas que no se esté trabajando, no aplicable para aquellos trabajadores que estén con teletrabajo en casa, se tendrán que recuperar a partir de la finalización de la alarma sanitaria, ya que se han estado cobrando.

Además de España, varios países europeos han puesto en marcha permisos retribuidos o ayudas estatales

Esta medida es una revolución a nivel laboral en España, y sigue en consonancia con los programas de choque económico contra el coronavirus que están aplicando el resto de economías desarrolladas.

En algunas de estas economías, se está optando por el permiso retribuido, en el caso de los países del sur de Europa, mientras que otros países están aplicando un subsidio a las empresas del 70 al 80 por ciento del coste por empleado.

En el caso de Italia ha prohibido los despidos de los trabajadores de las empresas italianas, como ha aplicado el Gobierno español, Francia ha suspendido el pago de facturas y alquileres, y en España ha realizado avales públicos para conceder líneas de créditos a las empresas.

Francia aplica el desempleo parcial

Francia, aunque no tiene el volumen de infectados por coronavirus que otros países de Europa, ha tomado medidas para proteger su economía durante la duración de los efectos de la pandemia de coronavirus.

A parte, de la paralización de los cobros de los alquileres, facturas, impuestos o la cotizaciones, el Gobierno ha ofrecido dinero a las empresas afectadas para financiar el pago de las nóminas.

El programa que ha llevado a cabo Francia ha sido el desempleo parcial, una medida que se han acogido más de 135 mil empresas para incluir a los más de 1,6 millones de trabajadores.

El desempleo parcial, que cuenta con la financiación de 8,5 mil millones de euros, implica que cuando una empresa francesa reduce o suspende su actividad, puede acogerse a la financiación pública que equivale al 70 por ciento del salario bruto de sus trabajadores, hasta un máximo de 6.927 euros al mes.

Además, se ha activado un permiso pagado a aquellos trabajadores quienes no pueden teletrabajar desde sus domicilios y tengan a su vez hijos menores de 16 años o personas mayores a su cargo.

Alemania aplica la vieja fórmula ‘Kurzarbeitergeld’

Alemania ha recurrido a viejas fórmulas laborales aplicadas desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial para hacer frente al coronavirus, conocida como ‘Kurzarbeitergeld’.

Esta fórmula se aplica cuando las empresas reducen su jornada laboral, pero deben pagar el salario total a sus trabajadores.

Las empresas que se acojan esta fórmula podrán pedir al Gobierno Alemán que les pague el 60 por ciento de los sueldos no trabajados por sus trabajadores, o el 67 por ciento, para aquellos que tengan hijos a su cargo, hasta un máximo de 6.700 euros al mes.

Han solicitado este programa más de 76 mil empresas y esto significa que 2.15 millones de empleados están cobrando a través del programa ‘Kurzarbeitergeld’.

Italia piensa en sus trabajadores y en sus autónomos

Italia fue el primer país en Europa en sufrir el golpe sanitario y económico del coronavirus y, por tanto, también fue el primero en aplicar medidas económicas para sobrevivir a la pandemia causada por el coronavirus.

Italia ha aplicado la suspensión de impuestos, prohibir los despidos de los trabajadores y ha aprobado avales públicos para que las empresas puedan solicitar líneas de crédito para financiar los gastos empresariales.

Por parte de las medidas laborales, el Gobierno de Italia está pagando el 80 por ciento de los sueldos a las empresas afectadas por el coronavirus, con un límite de 9 semanas y máximo de 1.130 euros por trabajador al mes.

Italia ha pensado en sus autónomos y les pagan 600 euros al mes durante un máximo de 3 meses, además de la eliminación de los impuestos mientras dure la alerta sanitaria por el coronavirus.

Por otro lado, el Gobierno de Italia ha acordado ofrecer un incentivo a los trabajadores sanitarios y aquellos trabajadores que están dentro del grupo de empresas que deben trabajar durante la pandemia del coronavirus.

Reino Unido aplica el ‘Coronavirus Job Retention Scheme’

El Reino Unido, y sobretodo su primer ministro Boris Johnson, ha tenido que claudicar ante el aumento de casos de enfermos por coronavirus. Además, por llegar tarde, todavía no han tomado muchas medidas al respecto del impacto económico que puede tener en su economía.

Se le debe recordar al primer ministro Boris Johnson que en está vida no todo es el Brexit.

El Reino Unido ha tomado sus primeras medidas optando por sostener parcialmente los sueldos privados de los trabajadores con fondos de las arcas públicas y la medida la han denominado ‘Coronavirus Job Retention Scheme’.

El ‘Coronavirus Job Retention Scheme’ consiste en que el Gobierno pagará a las empresas británicas afectas por los efectos económicos del coronavirus hasta el 80 por ciento de los salarios brutos de los trabajadores, hasta un limite de 2.700 euros al mes y con la posibilidad de aplicarlo desde el día 1 de marzo.

En El Blog Salmón | Así va a afectar a la Seguridad Social y las pensiones la crisis del Coronavirus

Imagen | Flickr

-
La noticia Así son los permisos retribuidos por el coronavirus que han aprobado otros países fue publicada originalmente en El Blog Salmón por Raúl Jaime Maestre .

Ver Noticia Completa